image for Conoce el nuevo láser que revoluciona tratamiento de  rejuvenecimiento

Conoce el nuevo láser que revoluciona tratamiento de rejuvenecimiento

Con el láser QS en picosegundos se obtienen resultados impresionantes que reducen el período de tratamiento a la mitad.

 

Los tratamientos estéticos o de rejuvenecimiento, no invasivos (que no requieren cirugía) aumentaron más de un 500 por ciento en los últimos diez años, según la Sociedad Americana de Cirugía Plástica. Estos procedimiento son cada vez más comunes entre hombres y mujeres, quienes buscan mejorar la calidad de su piel, quitarse los signos de la edad, eliminar tatuajes y el vello, así como tratar patologías vasculares. Y todo esto sin tiempo de recuperación, porque el tiempo es oro.

 

El tratamiento a base de láser es una de las técnicas más novedosas que han llegado para quedarse por mucho tiempo y consiste en la aplicación de luz por la emisión estimulada de la radiación. Trabaja mediante un efecto fototérmico en la piel y su efecto depende de la capacidad de penetración de la luz que emite.

 

El descubrimiento que está revolucionando la industria,  es el láser QS en picosegundos, el más avanzado en la medicina fotónica, con el que se obtienen resultados impresionantes que reducen el período de tratamiento a la mitad, nos explica el

venezolano Guillermo Aldana, director de Aldana Láser en Miami, un centro de expertos en medicina fotónica y dermatoestética.

 

Hasta hace algunos años la tendencia era usar un láser que era sumamente agresivo, el CO2 Fraccional,  pero eso es un procedimiento que tenía un problema y es que el paciente tenía que estar fuera de acción al menos 7 días con la cara quemada y en un postoperatorio que requería de cuidados especiales con la utilización de cremas, antibióticos y antivirales.

 

La diferencia con esta nueva técnica que emplea el láser QS en picosegundos, que se aplica en Aldana Láser, es que apenas dura 15 o 20 minutos y el paciente se levanta, va a su trabajo habitual y no requiere tiempo postoperatorio de recuperación, señala Aldana con más de 25 años de experiencia en dermoestética.

 

“No es doloroso en absoluto. Se realizan dos sesiones horizontales y dos verticales para que toda la cara quede igual y rosadita. El paciente puede aplicarse maquillaje luego del tratamiento y puede regresar a su trabajo. Es un tratamiento muy sutil y generoso con el paciente”, nos dice por su parte, Ana Nuñez, la enfermera especialista de Aldana Láser que realiza este procedimiento.

 

“Utilizamos el láser PiQo4 de Lumenis, no se utiliza anestesia y luego del tratamiento si se aplica una mascarilla fresca para relajar la piel,  un poco de hidrocortisona del uno por ciento y un bloqueador solar”,  añade Nuñez con 11 años de experiencia en la práctica estética.

 

Y es que los tratamientos anteriores quemaban la capa externa de la piel, pero este nuevo láser actúa en las capas profundas lo que ofrece la capacidad de generar los mejores resultados sin tiempo de recuperación y sin dolor, señala Aldana

 

Este nuevo láser produce huecos por dentro de la piel que se llaman vacuolas dérmicas y estas vacuolas van a generar un estímulo para las células de la piel que producen el Colágeno y la Elatina, las proteínas que dan firmeza a la piel, en pos de reponer estas proteínas que todos los seres humanos vamos perdiendo al paso de los años, no sólo naturalmente, sino también producto de la exposición solar, el fumar, el mal dormir y todos los factores van a propiciar un proceso acelerado de envejecimiento cutáneo, nos dice Aldana.

 

Un paciente joven por debajo de los 40 anos utiliza normalmente unas dos sesiones con el láser QS y otro paciente por debajo de los 60 años, unas cuatro sesiones con separación de tres semanas entre una y otra. La idea es que la persona combine este tratamiento con el conjunto de acciones que implican dejar de fumar, utilizar bloqueador solar, dormir 8 horas y que si come en la calle comience a comer mejor, señala Aldana.

 

Todo esto va a generar un bienestar no sólo de la piel, sino del organismo. “La piel desde que nacemos está cronológicamente programada para envejecer y la única forma de alterar ese proceso de programación de acuerdo a la edad, es haciendo algún daño controlado dentro de la piel a fin de que esas células que producen Colágeno y la Elatina puedan reparar la piel de manera indirecta. “Es decir que si tienes 40 años, tu piel se comience a comportar como si tuvieras 35”, nos dice Aldana.

 

La tendencia hoy en día es mezclar tres procedimientos que incluyen la reconstrucción de la piel a través del láser pico, la neuromodulación a través del bótox, y rellenar las estructuras profundas de zurcos de la cara con el ácido hialurónico, según Aldana.

 

Encuentra más información en www.aldanalasermiami.com

 

image0

 
Cortesia New Concept PR
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios