image for La importancia de la exfoliación para lucir una piel saludable

La importancia de la exfoliación para lucir una piel saludable

Le pedimos a la doctora Maribel Pedrozo, La alquimista de la belleza, que nos ayudará con algunas recomendaciones que nos ayuden a renovar nuestra piel cada temporada.

“Como experta en belleza siempre insisto en lo importante de hacer del protector solar tu mejor aliado, esto siempre, en todas las estaciones del año. Además de la importancia de cuidar la limpieza de nuestra piel y mantenerla bien hidratada”, puntualizó Pedrozo. “Podemos decir que la palabra clave es renovación, y en el aspecto de la belleza de la piel, lo traducimos en una acción básica: exfoliación”, añadió.

Ahora bien, ¿qué es y por qué es recomendable exfoliarnos la piel?

Sobre esto la experta en el cuidado facial nos explicó que, como parte de un proceso natural, las células de la piel siguen un proceso de renovación mediante la eliminación de las células muertas que se van desprendiendo de la epidermis por sí solas.

Sin embargo, aunque eliminar estas células muertas es algo natural y espontáneo de la piel, éstas no caen inmediatamente y antes de desprenderse quedan sobre la epidermis y dan ese aspecto de piel con escamas. Por ello, desde la cosmética se pensaron productos que, de manera suave y beneficiosa para la piel, eliminan las células muertas; y así nacieron los exfoliantes.

Es muy importante que empecemos a exfoliar nuestra piel a partir de los 20 años. Esta se puede realizar regularmente cada 20 o 30 días, y volverlo aún más frecuente de acuerdo a la cantidad de maquillaje que apliquemos en nuestro rostro para evitar que la piel luzca apagada, sin brillo y hasta arrugada. Es muy importante no descuidar esta tarea para evitar que las células muertas de la piel se vayan acumulando en nuestro rostro.

¿Cómo exfoliar la piel según su tipo?

Pedrozo no explicó la importancia de tener una rutina de exfoliación según nuestro tipo de piel.

  • Si tienes piel normal, puedes utilizar cualquier tipo de exfoliante, desde los naturales hasta los que se encuentran en el mercado. Te recomiendo que empieces a exfoliar tu piel a partir de los 20 años, una vez por semana.
  • Si tienes piel seca, debes saber que se caracteriza por acumular una gran cantidad de piel muerta, por lo que es recomendable que la exfolies 2 veces por semana para evitar que el rostro se vea triste y apagado. Las cremas que debes utilizar deben ser especiales para suavizar e hidratar tu tipo de piel.
  • Si tienes piel grasa o mixta, te recomiendo exfoliar profundamente la piel tres veces por semana, de esta manera eliminas el sebo de los poros y evitas la acumulación de grasa que puede generar espinillas, granitos y puntos negros.

¿Para qué sirve la exfoliación?

  • Cuando exfoliamos la piel estamos eliminando todas las células muertas y las impurezas de la piel.
  • Al exfoliarnos estamos ejerciendo una acción de estimulación de la microcirculación sanguínea, mejorando el aporte de nutrientes a toda la zona tratada.
  • Los poros de la piel quedan libres de impurezas, por lo que estamos facilitando también la acción de los tratamientos y productos cosméticos que usamos habitualmente.
  • La piel gana luminosidad y tersura de manera inmediata.

Ahora bien, si consideras que necesitas un tratamiento de exfoliación más agresivo, te recomiendo que visites a tu esteticista o dermatólogo de confianza y les preguntes sobre los diferentes tipos de exfoliación que puedes experimentar. Pedrozo nos explicó las siguientes:

Existen tres tipos de exfoliación o peeling:

1.Exfoliación química: La exfoliación química o peeling químico, se realiza a través de agentes químicos como ácidos y preparados enzimáticos que logran eliminar capas de piel a diferentes profundidades según su concentración.

2.Exfoliación física: La exfoliación física se puede realizar a través del láser (calor) o la crioterapia (frío).

3.Exfoliación mecánica o peeling mecánico: Al igual que el peeling químico, la exfoliación mecánica se puede realizar en diferentes intensidades y así llegar a capas de piel más profundas o superficiales. Se realiza a través de una acción mecánica que puedes hacer en tu casa con un exfoliante casero, hasta un tratamiento de microdermoabrasión en un centro estético.

  • Productos con scrub (exfoliantes de origen animal, vegetal, mineral o sintéticos)
  • Cepillos, rodillos o lijas con micropartículas de cristales o piedra
  • Gommage: es una crema pastosa o gel líquido. Se pegan a la piel y una vez seca, se desprende
  • Dermoabrasión
  • Microdermoabrasión
  • Abrasión mecánica con lija dermatológica o bisturí

 

 
Getty
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios