image for 7 mascarillas caseras que acaban con los poros abiertos

7 mascarillas caseras que acaban con los poros abiertos

Los poros abiertos son una pesadilla de la que todas queremos “despertar”. Si sufres por ellos, es quizás porque tienes piel grasa, produces más sebo y es más fácil que aparezcan el acné y los puntos negros. No solo el tipo de piel influye en su aparición, también lo hacen factores como el estrés, la exposición al sol y la genética.

Para cerrar tus poros existen productos de belleza en el mercado y también aquellos naturales que tienes a la mano porque están en tu cocina. ¿Les apuestas a ellos? ¡Por qué no!

via GIPHY

Antes de aprender la forma correcta de aplicarlos, es necesario seguir una serie de pasos para preparar la piel.

Exfolia dos veces por semana: Para eliminar todas aquellas células muertas y la suciedad del medio ambiente que obstruyen los poros y promueven la aparición de los tan odiados puntos negros. Para hacerlo, usa un paño de algodón y humedécelo con agua tibia. Limpia de forma suave.

Somete tu cara a un baño de vapor a la semana: Porque abre los poros y elimina las impurezas. Para hacerlo solamente tienes que colocar una olla con agua a hervir. Cuando esté en punto de ebullición, la retiras del fuego, acercas el rostro y te cubres la cabeza con una toalla. Luego enjuaga con agua tibia y sécate suavemente.

A cerrar los poros con mascarillas caseras 

  1. Aloe vera 

Tengo una planta en casa y no me había dado cuenta de que servía para esto. ¡Muy bueno saberlo! Funciona porque esta planta de hojas verdes tiene propiedades para cicatrizar, controlar imperfecciones y proteger tu dermis de los agentes externos.

Aplicarla es realmente fácil. Solo tienes que abrir una de sus hojas, extraer el gel y aplicarlo sobre el rostro. Deja que seque y luego enjuaga con agua tibia.

via GIPHY

2. Zumo de limón 

La primera instrucción que te damos es que lo uses durante la noche porque cuando la piel con limón se expone al sol, tiende a mancharse. Se recomienda mezclarlo con jugo de piña. Esparcirlo con un algodón, dejar actuar esta mascarilla por 15 minutos y luego removerla con agua fría. Posteriormente, aplica la crema hidratante que usas con normalidad.

via GIPHY

3. Vinagre de manzana 

Tiene la capacidad de trabajar como astringente y tonificante, lo que hace que la piel de tu cara se reafirme, se balancee el pH y, por consiguiente, los poros no se abran.

¿Cómo usarlo? Ok, mezcla una taza de vinagre de cidra de manzana con una taza de agua. Moja un paño con esta mezcla y pásatelo por toda la cara. Deja reposar por 5 minutos y enjuaga como siempre. Usa crema hidratante después y haz este proceso preferiblemente antes de irte a dormir.

via GIPHY

5. Bicarbonato de sodio 

Forma una pasta mezclando bicarbonato y agua tibia por partes iguales. Ahora bien, aplícala sobre todo el rostro con movimientos circulares, masajea por 30 segundos y retira con agua. Aplica esta mascarilla durante toda una semana y las posteriores reduce a tres veces por semana.

via GIPHY

5. Azúcar

Es un exfoliante, además de económico, muy efectivo porque elimina el exceso de aceite que produce la piel, evita la producción de sebo y elimina las imperfecciones (puntos negros).

Una forma de preparar una mascarilla con azúcar de mesa es mezclar dos cucharaditas, una cucharadita de aceite de oliva y 1/4 de limón. Frota suavemente por 30 segundos y enjuaga con agua fría. Repite esta mascarilla una o dos veces por semana.

via GIPHY

6. Cubos de hielo

¡Aunque no lo creas! El hielo rejuvenece, previene el acné, estimula la circulación, desinflama los ojos hinchados, combate las ojeras y, por supuesto, cierra los poros abiertos.

Saca algunos cubos de hielo de la nevera y envuélvelos en una toallita limpia. Hazte masajes sobre la cara por 30 segundos como máximo. Hazlo varias veces a la semana para notar excelentes resultados. Una forma de potenciar esta técnica es que los cubos de hielo sean preparados con té verde, jugo de pepino o de manzana.

via GIPHY

7. Clara de huevo 

Te sorprenderá saber que su consistencia “pegajosa” hace maravillas en tu cara y querrás usarla ya mismo. Sus propiedades no solo funcionan para darle brillo al cabello, también tonifica la piel y cierra los poros. Con batir una clara de huevo con un tenedor, aplicarla en la cara, dejarla actuar por 20 minutos y luego lavar con agua fría, basta. ¡Hazlo tres veces a la semana!

via GIPHY

 

Lee más
thumbnail of feature post
8 hábitos diarios que te hacen lucir más mayor
 
 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios