0

Piel de arena: cómo evitar la resequedad Benditas las mujeres que han logrado mantener su piel de bebé con el pasar del tiempo, con mínima ayuda; benditas sí, pero pocas. Aunque algunas mujeres tienen la piel más seca que otras y para logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Piel de arena: cómo evitar la resequedad

Piel de arena: cómo evitar la resequedad

Benditas las mujeres que han logrado mantener su piel de bebé con el pasar del tiempo, con mínima ayuda; benditas sí, pero pocas. Aunque algunas mujeres tienen la piel más seca que otras y para la gran mayoría la resequedad se trata más de un problema localizado, te tenemos varios consejos para tomar en cuenta cuando de luchar contra la “piel de arena” se trata.

“Prevenir es mejor que lamentar”

1- Evita consumir cafeína, bebidas alcohólicas y fumar. Los tres son elementos diuréticos que sin lugar a duda resecarán tu piel.

2-Consume agua, tal como una planta, tu piel también necesita humectarse. Como mínimo debes consumir 8 vasos de agua al día, más si eres una persona activa. Ojo, hablamos de agua, no bebidas gaseosas, jugos u otros.

3-Huméctate durante el baño, agrégale una cucharadita de aceite de almendra, jojoba, oliva o coco a tu baño después de que lleves en la bañera unos minutos. Al sumergirte primero, abrirás los poros de la piel y después el aceite cumplirá su labor humectante.

Maquillaje, menos es más

4-Debes estar pendiente del ambiente, protege tu piel de los efectos del sol con un buen protector, aplícate crema humectante con regularidad, evita exponerte (en la medida de lo posible) a los cambios drásticos de temperatura.

5-Opta por el agua al clima, cuando te bañes opta por agua al clima o fría o limita su duración ya que el agua caliente reseca la piel. Limita el lavado de tu rostro a una vez al día, preferiblemente antes de dormir.

6-Exfoliación, la piel vieja luce más cansada y seca. Usar un exfoliante para tu rostro y cuerpo por lo menos una vez por semana, contribuirá enormemente a tener una piel más humectada.

7-Escoger el humectante ideal para ti dependerá de si tienes alergias o no, si te gustan los ingredientes naturales o te inclinas más por los aromas fuertes. Opta por usar aceites y cremas humectantes depués del baño y carga contigo una versión pequeña para tu bolso para que la apliques cuando te sea necesario a lo largo del día.

Foto: Hemera

 
 
0

Piel de arena: cómo evitar la resequedad Benditas las mujeres que han logrado mantener su piel de bebé con el pasar del tiempo, con mínima ayuda; benditas sí, pero pocas. Aunque algunas mujeres tienen la piel más seca que otras y para logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios