image for Practica el yoga facial y lucirás radiante

Practica el yoga facial y lucirás radiante

Siempre que tocamos el tema sobre qué hacer para retrasar el envejecimiento, mencionamos tratamientos, cremas, estilos de vida, etc.; sin embargo, existe algo muy efectivo y que complementa todo lo anterior: el yoga facial.

“Una de las zonas del cuerpo que más delata el paso del tiempo es la cara; pero más allá de las cremas y cirugía, existe un mecanismo para prevenir y reducir las huellas de la edad, tales como las líneas de expresión. Esto es el yoga facial”, nos explicó Claudia Murciano, instructora de yoga y entrenadora personal certificada en OM’ECHAVE en Miami, Florida.

“Recomiendo realizar estos ejercicios de yoga facial mínimo 3 veces por semana. No te van a llevar más de 10 minutos y lo mejor es que puedes hacerlos en casa. Después de cada ejercicio, descansa de 10 a 15 segundos con el rostro relajado”, puntualizó la instructora.

  1. Activar la circulación. Con las yemas de los dedos, vas a dar pequeños golpecitos bajo los ojos, como si tocaras el piano. Después vas a recorrer el área de los pómulos de adentro hacia fuera, llegando hasta la sien. Sostén un par de segundos y suelta. Repite.
  2. Neck roll. Lo primero que debes hacer es mirar hacia adelante. Gira la cabeza hacia la derecha hasta que quede alineada con el hombro derecho. En esa posición, inclínala hacia atrás y mantén la postura entre 6 y 8 segundos. Vuelve a la posición inicial y haz el mismo movimiento hacia el lado izquierdo. Haz tres repeticiones a cada lado. “El neck roll ayuda a levantar y tonificar los músculos del cuello y reafirmar la piel para que desaparezcan las líneas y arrugas”, indica Claudia.
  3. Papada. Colócate como si te sujetaras la cabeza con la mano, empuja la barbilla hacia abajo sobre los dedos que la sostienen y apoya el codo sobre la otra mano. Mantén la postura durante tres respiraciones profundas. Después, utiliza los dedos de ambas manos, tocando delicadamente la parte inferior de la barbilla y alterna con cada mano, durante 15 segundos.
  4. Área de los labios. Este ejercicio, que consta de dos partes, “es perfecto para los labios y para devolver la firmeza de la línea de la mandíbula y el cuello”, afirma la experta. Primero debes inclinar la cabeza hacia atrás suavemente y —mientras miras hacia arriba— hacer el gesto de dar un beso. Repítelo 10 veces haciendo el sonido del beso. Después relaja la cara y respira profundamente. Tras exhalar, imagina que estás soplando una vela, empujando los labios ligeramente. Relájate y repítelo dos veces más.
  5. Tono del óvalo facial. Con este ejercicio “trabajará el músculo de la mandíbula, que suele doler al presionar los dientes. El masaje de esta área también reduce el bloqueo mandibular por estrés”, aclara Murciano. Pellizca suavemente la línea de la mandíbula debajo de la barbilla con el dedo índice, medio y pulgar de ambas manos. Presiona y suelta a lo largo de la línea de la mandíbula tres veces hacia las orejas. Después coloca los pulgares juntos en la región del mentón. Arrástralos a lo largo de la línea de la mandíbula y aléjalos uno de la otra tres veces. Cuando llegues a las orejas, levántalos y empieza de nuevo. Repítelo tres veces.
  6. Cuello y mandíbula. Junta los labios y llévalos hacia fuera, estira el cuello y lleva ligeramente la cabeza hacia atrás.
  7. Cuero cabelludo. Pásate los dedos por el cabello y llévalos hacia arriba, tirando ligeramente. Repite en la parte de atrás, llevando tus dedos de abajo hacia arriba. Sostén el movimiento por unos cuantos segundos.
  8. Liberación. Comenzando frente a las orejas, coloca dos dedos y llévalos hacia atrás de las mismas. Este movimiento ayuda a liberar fluidos y podrás sentir que algo pasa a través de tu garganta.

 

 

 

 

 

 

 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios