image for 10 trucos de belleza que aprendimos de nuestras madres

10 trucos de belleza que aprendimos de nuestras madres

Las madres son una copia de la Mujer Maravilla porque todo lo pueden. Desde traerte al mundo y educarte, hasta enseñarte esos primeros trucos de belleza que aplicarás por el resto de la vida. Estamos seguras de que de la tuya aprendiste todos estos:

1. “Cepíllate el cabello al menos 100 veces antes de dormir” 

Aunque parecía que adoptar el estilo de Elsa sería un poco exagerado, lo cierto es que fue uno de los consejos más útiles dados por tu mamá, e inclusive por tu abuela.

Este truco aún sigue siendo eficiente porque permite que se distribuya de forma homogénea el sebo que el cuero cabelludo produce. Eso sí, lo recomendable es hacerlo en seco porque si se hace húmedo, este está más frágil y quebradizo.

via GIPHY

2. “No te lastimes la cara” 

Típica frase que escuchaste cuando eras tan solo una adolescente. Pero es que para ti y para muchas de nosotras era difícil no caer en la tentación de eliminar algún granito, espinilla o barro. Por más que nos costó, ella trató de impedir que maltrataras el cutis y dejaras cicatrices difíciles de disimular. ¡Gracias, mamá!

via GIPHY

3. “Usa bloqueador hasta en los días nublados” 

Es uno de los tips infalibles de tu madre porque está convencida de que cuando seas adulta le agradecerás no sufrir por la aparición de arrugas prematuras, manchas y hasta cáncer de piel. Las mujeres que aprendieron de su madre este consejo gozan hoy de un cutis terso, limpio y hasta juvenil. No les es necesario utilizar exceso de maquillaje para verse formidables.

via GIPHY

4. “Lávate la cara todas las noches” 

Para eliminar impurezas y maquillaje. Posterior a ello te enseñó la importancia de aplicar crema hidratante porque lo peor que puedes hacer es irte a la cama con el rostro “sucio” porque por la noche la piel regenera tus células y, al permanecer cubierta de productos de belleza, impides que ese proceso se realice y que los poros respiren correctamente.

via GIPHY

5. “El perfume siempre detrás de las orejas” 

Fue de esos primeros consejos que te enseñó desde que eras una niña de meses. Oler rico es sinónimo de tener una buena higiene y una forma de repeler el mal olor del sudor. En su proceso de enseñanza, te reveló que las zonas del cuerpo donde más perdura el aroma de la loción son detrás de las orejas, cuello, escote y detrás de la rodillas. Fue tan buena maestra que aún a tus 20, 30 o más años, sigues usando su consejo.

via GIPHY

6.”Quítate el pelo de la cara” 

Te decía cuando necesitabas un nuevo corte de pelo. Y todavía lo hace cuando te ve y cree que te hace falta un cambio de look. Y es que los aceites naturales que produce tu pelo pueden generar brotes de acné si están en contacto directo con tu cara, mientras que no cortarlo promueve la aparición de puntas abiertas. ¡Nada estético a su ojo!

via GIPHY

7. “La belleza cuesta” 

Por eso te insistió tanto en tomar mucha agua, llevar una dieta balanceada y hacer ejercicio desde que eras una niña. Pero la belleza no solo cuesta, también duele. Al depilarte, peinarte, cortarte el pelo… pero el resultado lo vale.

via GIPHY

8. “Siempre ponte crema”

Al menos dos veces al día (mañana y noche) para que puedas presumir de una piel joven y tersa por más años.

via GIPHY

9. “Cuida la postura” 

Siéntate bien y endereza la espalda al caminar. Ese tip no era para molestarte, te lo enseñó porque es una forma de verte distinguida y elegante.

via GIPHY

10. “Menos es más” 

Es una frase tan cliché, pero 100% cierta. Aún hoy la sigues porque sabes que es mejor un maquillaje tradicional que uno muy cargado. O hasta para elegir los accesorios que acompañan tus outfits. Si llevas uno muy llamativo, por el consejo de tu mamá tu cartera y joyas serán discretas, o viceversa.

via GIPHY

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios