image for Comienza a planificar la compra de tu primera vivienda

Comienza a planificar la compra de tu primera vivienda

“No hay que olvidar que la más larga caminata comienza siempre con un paso”.

Hace unos días conocí a Lorenna, una profesional de las comunicaciones Me contó que ya no quiere pagar más renta y que quiere comprarse su primera casa.

-”Ya me cansé de ayudar a mi casero a pagar su propiedad y yo no tener un patrimonio propio”, me comentó frustrada por lo mucho que paga de renta y al final no tiene una propiedad a su nombre que le sirva en algún momento como seguridad económica.

-”Pues ¿qué esperas para planificar y comprarte tu casa?, ya tienes una de las cosas que se necesitan, querer hacerlo. Ahora oriéntate sobre cómo llevar a cabo el proceso y comienza a trabajar en los requisitos que necesitas para que lo hagas realidad”.

Estoy segura de que si ésta es tu situación, te has de sentir igual que Lorenna. De la misma manera que piensas en planificar el retiro o planificas cómo pagar los estudios universitarios se hace para hacernos de una propiedad: ahorrando.

Sabemos que el principio de ahorrar no solamente aplica si estamos pensando comprar una vivienda en efectivo, sino también si vamos a solicitar un préstamo hipotecario. Esto porque por lo general los préstamos cubren un 80% del valor del inmueble, así que es importante tener ahorrados el 20% del valor, además de los gastos de notaría, que suman por lo general un 10% extra.

Además de la seguridad económica que te puede dar ser dueña de una vivienda, otro beneficio es que la hipoteca sobre esta propiedad es deducible de impuestos, lo cual nos ayuda a subsidiar la inversión inmobiliaria. Según lo que puedas dar como pago inicial y la relación entre tus gastos e ingresos, tendrás una idea de cuánto debes pedir prestado.

Te recomiendo busques información y consideres lo siguiente:

  • Si no tienes suficientes ahorros, abre una cuenta de ahorro dirigida específicamente para la compra de tu primera vivienda. Identifica cuánto puedes invertir y ahorrar mensualmente.
  • Establece el valor de la propiedad de acuerdo con la zona o lugar específico que te interese.
  • De acuerdo con los puntos anteriores, decide el tiempo que necesitas para hacer la negociación.
  • Revisa tu informe de crédito y tus calificaciones crediticias. Mientras más altas sean las calificaciones, menor será la tasa de interés.
  • Entrevístate con un corredor de bienes raíces especialista en la zona o lugar que te interesa y comienza a buscar la casa.
 
Foto: Hemera
Páginas:  [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios