image for Evita errores en tu hoja de vida

Evita errores en tu hoja de vida

¿Sabías que el 28% de los ejecutivos en Estados Unidos dicen que en el currículum vítae es donde la mayoría de quienes buscan empleo cometen errores? Estos datos, arrojados por el 2010 Accountemps Survey, dejan en claro la importancia de tener una excelente hoja de vida cuando de conseguir trabajo se trata. En mi caso personal el formato de CV que se maneja en Estados Unidos es bien diferente al de Colombia y aprender a hacerlo correctamente me tomó un poco de tiempo. Evita estos errores comunes en tu CV:

Detalles innecesarios

Tu resumé debe contener tu nombre completo, email, número de teléfono y dirección. Más allá de eso, los detalles personales que incluyas pueden ser mucho más perjudiciales que benéficos. El formato de CV de Estados Unidos no contiene mucha información que es casi “exigida” en muchos otros países. Tu edad, raza, afiliaciones políticas, estatus marital y cualquier información sobre los miembros no deben formar parte de tu hoja de vida, ya que pueden dar pie para la discriminación. La excepción es si estás solicitando trabajo en una organización de determinado corte religioso o político.

Cuando repartías periódicos a los 15

Evita incluir información que no te ayudará a avanzar profesionalmente. Limita la información a la experiencia laboral que hayas tenido en los últimos 5 a 15 años (dependiendo de tu edad). Si tienes entrenamiento o has trabajado en más de un área, siempre es bueno que hagas resumés separados. Después de todo: ¿Qué tiene que ver haber trabajado en un salón de belleza con ser la CEO de un banco?

Foto

A menos que seas modelo, actriz o reina de belleza, la regla general es que evites incluir una foto en tu hoja de vida. Deja que tu historial laboral, educación y logros hablen por ti. Hay que agregar que es ilegal en Estados Unidos discriminar a un empleado por su apariencia, así que estarás poniendo a tu posible empleador en una situación bastante incómoda.

Expectativas salariales

A menos que tu posible empleador así lo solicite, evita incluir el dinero que esperas ganar. Siempre es mejor dejar este asunto hasta la parte final de la entrevista y en la medida de lo posible esperar a que ellos hagan la oferta. Un número muy alto o muy bajo puede costarte el trabajo.

Mentiras

“Más rápido cae un mentiroso que un cojo”. Tú quieres que el futuro empleador te contrate por tus logros reales, no por los que te inventas. Recuerda que en algún momento tus referencias laborales serán verificadas, tus credenciales revisadas y no querrás pasar la vergüenza de tener que explicar por qué mentiste o peor aun, perder tu empleo.

Foto: JupiterImages

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios