imagen anuncio
 
 
image for Mis deudas de tarjeta de crédito, ¿las consolido?

Mis deudas de tarjeta de crédito, ¿las consolido?

Pregunta a Xavier: Las deudas en mi hogar definitivamente sobrepasaban los ingresos. Hace unos meses mi esposo consiguió un trabajo que cubre nuestras necesidades. Ahora me pregunto si es más conveniente comenzar a pagar las tarjetas de crédito kilométricas que tenemos, pagando mensualmente un poco más del mínimo, o consolidar todas en alguna agencia o un préstamo para consolidar (tenemos mal crédito). Por favor que es lo más conveniente, ¿negociar directamente con las tarjetas o utilizar un intermediario? Gracias – Ersrivera

Respuesta de Xavier: Hay varias cosas antes que debemos aclarar. Cuando dices que “las deudas en mi hogar definitivamente sobrepasaban los ingresos” te refieres a que ¿tus deudas sobrepasan el ingreso? ¿o son los pagos mensuales los que sobrepasan el ingreso mensual? Puedo tener un ingreso de $100,000 dólares y mi casa vale $200,000, fíjate que la deuda sobre pasa el ingreso. Pero, puedo afrontar cómodamente el pago mensual de $1,200 dólares. Ahora, si tu pago de las deudas mensuales sobrepasa el ingreso mensual, estás a nivel de insolvencia. O sea, de bancarrota. Infiero que te refieres a que tus deudas totales pasan el ingreso. Esto necesariamente no es malo.

Sobre la consolidación. Aunque las compañías que venden servicios de consejería de crédito usan la palabra “consolidación”, en realidad lo que hacen es un debt settlement (te venden el servicio de negociar con los acreedores…pero esto es otro tema).

Consolidación no es otra cosa que hacer un sólo pago mensual en vez de varios. Lo que se hace es que se transfieren todas las deudas a un nuevo préstamo. Este préstamo puede ser garantizado por tu capacidad de pago (personal) o por un activo (propiedad).

Fíjate que la consolidación personal es sobre tu capacidad de pago, mientras que la otra requiere usar tus activos. Aunque ambas son consolidación, el análisis de una y otra debe ser de forma separada.

Primero tienes que determinar si conviene consolidar (¿es mejor negociar o consolidar?). En caso que te permitan consolidar, ver si te aprueban y que tipo de financiamiento usar.

Trata de negociar por ti misma. Busca tres opciones de préstamos personales para tratar de consolidar las tarjetas en un solo pago con interés de tasa fija por un periodo corto prudencial. Me dijiste que no tienes buen crédito. No importa. Sal y busca cuánto te ofrecen. No compres, sólo observa. Lo que te ofrezcan va a ser tu punto de referencia para negociar con las tarjetas de crédito.

Negocia con las tarjetas para ver si pueden bajar el interés lo suficiente que sea similar al interés del préstamo personal. Busca bajar el interés o conseguir 0% por un periodo de tiempo.

Si estás muy atrasada en los pagos, busca bajar el monto total de la deuda. Puede ser $.60 o $0.70 centavos de cada dólar. Siempre tírate mas abajo y vas subiendo. Asegúrate de tenerlo por escrito y no envíes dinero hasta que lo tengas confirmado por escrito. Nada de dar tu cuenta de cheque, cheques posdatados o permiso de sacar dinero electrónicamente. Guarda la carta de confirmación por el resto de tu vida porque puede que aparezcan nuevamente cobrando.

Si no logras negociar un buen acuerdo, estudia primero la opción de hacer una consolidación personal. Ahora recuerda que esto sólo disminuye el problema. En la medida que sigas con exceso de deuda, estarás tapando un hueco con otro.

Si vas a explorar la opción de un intermediario, yo no soy muy amigo de los intermediarios. Si lo piensas hacer sería ultra cuidadoso no importando que digan non-for-profit porque ellos ganan dinero. Lee “las consejerías de crédito”. Entiende la diferencia entre “conserjería de crédito” y “administración de deuda”. Te sugiero lo siguiente:

Paso #1: Busca en el Departamento de Justicia las Agencias de Crédito aprobadas en tu estado. Hay compañías que se venden como Consejerías y son compañías de mercadeo que cobran un honorario a las consejerías. Descarta las que actúan como intermediarias y las que cobran por adelantado o en pagos.

Paso #2: Haz una lista de los posibles candidatos e investiga con la oficina del fiscal general de tu estado, las agencias sobre protección al consumidor y al Better Business Bureau para ver las quejas que hay sobre ellos.

Paso #3: Una vez decidas cuáles serán los candidatos de consejería de crédito, lee “Cómo elegir una Consejería de Crédito” de la FTC.

Paso #4: Si te sugieren entrar en un plan de administración de deuda, lee “Plan de administración de deuda” de la FTC. Escoge aquéllas que cobran después del acuerdo y un porcentaje sobre el total del monto de la deuda modificada.

—Fotografía por Image Source/Jupiterimages

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios