imagen anuncio
 
 
image for ¿Qué hacer si te sientes discriminada en tu trabajo?

¿Qué hacer si te sientes discriminada en tu trabajo?

Las empresas deben evitar todo tipo de discriminación y nosotras debemos entender que el discrimen laboral es todos los actos que realicen las personas en una relación laboral y que se traduzcan en ultraje para con otros sujetos como son: el racismo, o preferencias por razones de color o por condición política o situación social, origen familiar, género, etc.

Es importante que sepas que existen leyes mundiales que te protegen y aseguran tu igualdad. En el 2001 en Durban, Sudáfrica, se celebró La Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, la cual marcó un importante precedente en la historia de la lucha internacional contra el racismo y cualquier otra expresión de discriminación.

Se estableció que “los Estados tienen el deber de proteger y promover los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las víctimas, y que deberían aplicar una perspectiva que reconozca las múltiples formas de discriminación que pueden afectar a las mujeres, y que el disfrute de sus derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales es indispensable para el desarrollo de las sociedades en todo el mundo”. 

Establecer tu presupuesto personal

La Conferencia de Durban evidenció que las mujeres víctimas de racismo y de discriminación laboral sufren a menudo una doble carga, puesto que a la discriminación de género, se añade la étnica o racial.

Si sientes que eres víctima de cualquier discrimen, te recomendamos lo siguiente:

  1. Analiza la situación objetivamente para que identifiques si realmente es un acto de discrimen o es una mala interpretación de la misma. Pide una aclaración si no estás segura de que el comentario o acción fue hecho de manera discriminatoria. 
  2. Investiga si había alguna otra opción para las determinaciones que se hayan tomado. No creas que fue un acto de discrimen sin antes saber las razones por las que tomaron las decisiones. 
  3. Una vez identificado lo arriba mencionado reporta a la o a las personas involucradas. Muchas empresas les permiten a los empleados hacer reportes negativos en forma anónima. Consulta el departamento de Recursos Humanos sobre este particular.
  4. Si la situación es recurrente, lleva un diario con los detalles: fechas, lugar, personas presentes, tipo de comentario o acción, etc.
  5. Si otros estuvieron presentes, pregúntales si los puedes utilizar como testigos.
  6. Si tu reclamación no es tomada en cuenta, recurre inmediatamente a la Comisión de Oportunidades Igualitarias de los Estados Unidos (USEEOC), por sus siglas en inglés y reporta la situación.

Si te consideras discriminada, no tengas ningún reparo en reportarlo. El derecho al trabajo y a la dignidad son fundamentales en nuestra sociedad. Es responsabilidad de todos(as) hacer que se honren dichos derechos.

Foto: iStockphoto

 
Páginas:  [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios