image for Salma Hayek confiesa que también fue víctima de abusos sexuales

Salma Hayek confiesa que también fue víctima de abusos sexuales

Salma Hayek acaba de confesar que también fue víctima de abusos sexuales por parte del productor cinematográfico de Hollywood Harvey Weinstein. 

En una columna publicada por la actriz en The New York Times, la mexicana dijo que había tenido que decir “no” a Weinstein cuando le proponía ducharse juntos y se ofrecía a darle un masaje o practicarle sexo oral.

Hayek confiesa que en un primer momento pensó que su testimonio no era necesario, puesto que ya había suficientes mujeres que habían alzado su voz y no creía que su historia fuese a cambiar nada, pero finalmente se dio cuenta de que contarla sería el único modo de “resolver” ese “capítulo” de su vida.

La intérprete confiesa que el productor la intentaba persuadir a veces con “palabras dulces” y en otras ocasiones diciéndole cosas “terribles”, como cuando en una ocasión le gritó: “Te mataré, no creas que no soy capaz de hacerlo”.

La actriz define a Weinstein como un “apasionado cinéfilo, un hombre atrevido, un mecenas de la industria del cine, un padre cariñoso y un monstruo'” y detalla el infierno que supuso trabajar junto a él en la película Frida en 2002.

Lee más
thumbnail of feature post
Llaman feos a los hijos de Jennifer Lopez en redes sociales
 

En medio del rodaje de Frida en México, tras supuestamente ponerle enormes obstáculos y exigencias profesionales, asegura que Weinstein la amenazó con cancelar el proyecto si no le agregaba una escena de cama en la que ella, que encarnaba a la pintora, se desnudaba con otra mujer. “Tuve que decir que sí”, reconoce. “Por primera y última vez en mi carrera, tuve un ataque de nervios”. Tuvo que tomarse un tranquilizante para poder rodar la escena, pues no paraba de llorar, le faltaba el aire y no dejaba de vomitar.

“No estaba así porque fuese a estar desnuda con otra mujer. Lo estaba porque iba a estar desnuda con una mujer para complacer a Harvey Weinstein”, señaló la actriz.

Además segura que el hecho de que era amiga de personas cercanas a Weinstein como el director Robert Rodríguez, el director Quentin Tarantino o el actor George Clooney la salvó de ser violada.

“Los hombres han acosado porque podían. Las mujeres están hablando ahora porque, en esta nueva era, al fin pueden”, finaliza Salma en su artículo.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios