imagen anuncio
 
 
image for Chicha de jora, el licor de los incas

Chicha de jora, el licor de los incas

La chicha de jora es una bebida artesanal y ancestral de Perú, aunque la probé por primera vez en el mercado de Santa Clara de Quito. Aquella señora ecuatoriana curtió la cebolla con cilantro en la chicha de jora y me la sirvió por encima de mi platillo de hornado. Cuando me contó cómo se hacía me sentí una privilegiada, ¡se necesita más de una semana para obtener una auténtica chicha de jora… y la devoramos en menos de 10 minutos!

La chicha de jora es una bebida artesanal y ancestral de Perú y América. En Centro y Suramérica se llama “chicha” a las bebidas alcohólicas que resultan de la fermentación del maíz y otros cereales en agua azucarada. La jora no es más que el maíz amarillo germinado, es decir, remojado de uno a dos días, con el que se hace la chicha. Además, lleva otros ingredientes como hojas de achira, hierba luisa, cedrón, agua, panela o piloncillo, clavo de olor y pimienta dulce, dependiendo de la receta.

La chicha de jora es una bebida suave, con poco alcohol y elaborada artesanalmente, casi como una obra de arte, desde tiempos prehispánicos. Las antiguas culturas de la zona andina ya le daban un uso sagrado y ceremonial en sus celebraciones. Cuentan que el arte de hacer chicha de jora fue descubierto por casualidad y, con el tiempo, llegó a ser la bebida favorita del imperio inca.

La chicha de jora suele usarse como ingrediente o aderezo en algunos platos ecuatorianos como el hornado, el seco, el estofado y hasta como base para preparar chiriucho. Y cuando se va a tomar como bebida directamente en un vaso, la sirven dulce.

Antes de irme, una curiosidad. En Ecuador aprendí que a los lugares donde se vende chicha se les llama “chicherías” o “picanterías”, y la base de barro en las que tradicionalmente se fermenta es la “chichera”.

Cada país y región guarda sus propias recetas para su preparación. Los ingredientes varían, por ejemplo, en Perú usan algarrobo, chuño, oca, quínoa y en la selva, yuca y plátano. Incluso en El Salvador le agregan piña, sin contar todo lo que guarda la versión de Chile, Colombia y Nicaragua.

Abre tu paladar a sabores de otros países ¡y lleva ingredientes nuevos a tu cocina para que no te muerda!

 

 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios