267
0

El nopal: orgullosamente mexicano Si aún no lo conoces, ¿qué tal si te digo que pronto te verás en el mercado eligiendo un cactus, y no precisamente para decorar tu casa ¡sino para comértelo!? Te aseguro que después de este logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for El nopal: orgullosamente mexicano

El nopal: orgullosamente mexicano

Si aún no lo conoces, ¿qué tal si te digo que pronto te verás en el mercado eligiendo un cactus, y no precisamente para decorar tu casa ¡sino para comértelo!? Te aseguro que después de este ratito conmigo querrás poner cactus a muchos de tus platillos.

El nopal, como se conoce en México, o chumbera, como se le llama en España, es un tipo de cactus cuyas hojas pulposas y fruto (la tuna y el xoconoxtle) no solo son sabrosas sino saludables. Es un verdadero icono de la cocina mexicana, país en el que existen miles de especies, principalmente en las zonas de Guanajuato y Jalisco.

Lo bueno es que los encuentras todo el año, aunque en la primavera están en su mejor momento. Las hojas del nopal suelen ser del tamaño de tu mano, de color verde intenso, algo grisáceo y su sabor te recordará al de las judías verdes (green beans) y los espárragos. En el mercado, elige nopales de color brillante, bien verde, firmes y evita los arrugados o secos. Para mantenerlos frescos, envuélvelos en plástico y ponlos en la nevera hasta un máximo de 7 días. Si tienes suerte, lo encuentras ya sin espinas pero si no utiliza un cuchillo muy filoso para quitarle las espinas y los bordes a vuelta redonda para luego cortarlo. Elimina las zonas secas o fibrosas con un cuchillo, lávalos bien y los tendrás listos para usar.

Puedes comerlo crudo en ensalada con tomate, cebolla, limón, orégano y sal o cocido en un guiso, torta o licuado. Córtalo en tiras y hiérvelas ligeramente si las prefieres tiernas. Añádelas a salsas, quesadillas, tacos o hasta en huevos revueltos, salteados con chorizo o hasta empanizadas y fritas. Su sabor va muy bien con aguacate, pimiento, zanahoria, maíz, pepino, huevo, cualquier chile, ajo, cebolla, tomate, guiso, orégano, etc.

Como si fuera poco, el nopal es bajo en calorías, no contiene grasas ni colesterol y ayuda a tratar la diabetes… ¿qué más le puedes pedir a un cactus? Algo bueno tendrá si hasta Colón se lo llevó para Europa. Ya sabes, dale un toque mexicano a tus platos, ¡el nopal ni muerde ni pincha!

 
 
267
0

El nopal: orgullosamente mexicano Si aún no lo conoces, ¿qué tal si te digo que pronto te verás en el mercado eligiendo un cactus, y no precisamente para decorar tu casa ¡sino para comértelo!? Te aseguro que después de este logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios