imagen anuncio
 
 
image for El sabroso y tan de moda “ají amarillo”

El sabroso y tan de moda “ají amarillo”

Ahora todos queremos cocinar con el popular “ají amarillo” de la cocina peruana. Pero empiezo por contarte que no es precisamente amarillo sino naranja… incluso se conoce también como “ají verde” por el color que tiene mientras está naciendo.

Este picoso pero muy sabroso ají es el que le da el color amarillo a las salsas que acompañan platillos como el ají de gallina, el chupe, el cau-cau y la papa a la huancaína, entre otros.

Pero… cuando el ají está en su estado de madurez (naranja) y se pone al sol, se llama ají mirasol. Este ají seco te da un sabor muy diferente, se torna un poco menos picante y con un sabor mucho más potente. Con él se hacen salsas, marinados e incluso hay quienes hacen una papa huancaína en la que combinan ambos ajíes para dar más carácter a la salsa.

Hoy día en Estados Unidos y varios países de Latinoamérica y España ya se consigue con facilidad el puré de ají amarillo en envase de cristal… lo bueno, que lo conseguimos, lo malo que es mejor la versión fresca o al menos congelada que ya se encuentra con más frecuencia. Incluso con suerte lo he visto fresco en NY y California.

Si lo vas a usar congelado, recuerda que lo tienes que limpiar y luego blanquear tres veces. Significa que le tienes que remover las semillas y las venas y luego pones agua a hervir, echas el ají, lo dejas hervir un minuto y repites el proceso tres veces. Luego, lo echas en la licuadora con una pizca de aceite de oliva y listo… te dura de 2 a 3 días en la nevera en cristal. Luego te acordarás de mí al notar la diferencia en tus platillos.

Ya ves… ¡¡¡el ají amarillo no muerde!!!

 
Foto: Photodisc
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios