134
0

Hamburguesa 101… ¡para que no te muerda más! Toda hamburguesa, para ser perfecta, tiene que seguir un manual, un reglamento tipo “la biblia de la hamburguesa”, “hamburguesas 101”, “los 10 mandamientos” para que no importe lo que le logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Hamburguesa 101… ¡para que no te muerda más!

Hamburguesa 101… ¡para que no te muerda más!

Toda hamburguesa, para ser perfecta, tiene que seguir un manual, un reglamento tipo “la biblia de la hamburguesa”, “hamburguesas 101”, “los 10 mandamientos” para que no importe lo que le agregues, sea simplemente memorable y no te muerda:

  • Usa carne fresca, de calidad y si es posible, cómprala orgánica (mi favorita).
  • No la compres sin grasa, para hacer hamburguesa necesitas un poco de grasa que le dé sabor y “jugosidad” (80% carne, 20% grasa).
  • Me encanta mezclar carnes, eso la hace más sabrosa y jugosa.  Puedes combinar varias carnes: res, cerdo, ternera y hasta cordero si te gusta. Me fascina el búfalo, pero tiende a secarse rápido y ponerse duro porque tiene poca grasa y muchas proteínas, entonces cuidado si usas esa opción.
  • Sazónala antes de formar las tortas.  Échale sal (yo uso kosher o sal parrillera), pimienta y de 1 a 2 dientes de ajo por cada libra de carne. De ahí en adelante puedes añadir si quieres: orégano, tomillo fresco, perejil, comino, cebolla, cebollín (cambray), etc.  Cuando preparo una sencilla, uso solo los tres primeros y el tomillo fresco.
  • Forma las tortitas uniformes, del mismo ancho y tamaño y así será consistente su tiempo de cocción, sabor y textura.
  • La temperatura de la parrilla tiene que estar bieeeen caliente para que selle bien automáticamente y no la vires hasta que no esté bien cocida; ella nunca se pega, a menos que intentes virarla antes de tiempo.
  • Nunca la presiones para hacerla más fina, eso hace que pierda su jugo (sabor).
  • Para que te quede jugosita, tiene que quedar algo rosita en el centro, seguro que con el calor que le queda al sacarla del calor se termina de cocinar.  Pero cocida ¾ es lo mejor… ¡créeme! Para los niños la puedes cocinar completa.
  • Todo está permitido en cuanto a cómo la sirves, tipos de salsa y quesos; solo sé creativo y sigue tu paladar y gusto… la verdad es que una buena hamburguesa se come hasta sola. Yo cuando me pongo creativa uso algunos de estos: hongos salteados con aceite de trufa, salsa de cilantro, menta  o perejil, cebollas caramelizadas, queso fresco, chorizo, tocineta dulce, queso de cabra o Mahón, aguacate, salsa alioli o chipotle mayo, butter lettuce, tomates herlioom y hasta huevos de codorniz.
  • Por último, los acompañantes no siempre tienen que ser papas fritas normales, puedes sazonarlas con ajo y perejil, hacer papa dulce con hierbas al horno, puré de coliflor, zanahorias con hierbas al horno, ensalada con frutas, vegetales al grill con una mantequilla casera, en fin: ¡sé creativo!

Este mes publiqué una historia de “Burgerland” que espero te llene de ideas para hacer una hamburguesa memorable: ahí encontrarás varias versiones: “española”, “mexicana”, “la dietética” y “la chic”. Y si quieres más ideas, escríbeme. Disfruta del verano, ¡las hamburguesas no muerden!

 
 
134
0

Hamburguesa 101… ¡para que no te muerda más! Toda hamburguesa, para ser perfecta, tiene que seguir un manual, un reglamento tipo “la biblia de la hamburguesa”, “hamburguesas 101”, “los 10 mandamientos” para que no importe lo que le logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios