imagen anuncio
 
 
image for Pan de muerto

Pan de muerto

Las ofrendas de muertos en la época prehispánica consistían en “panes” de diversas figuras, como mariposas o rayos (xonicuille) hechos a base de amaranto. El equivalente del pan de muerto como ahora lo conocemos sería el huitlatamalli, que era una especie de tamal.

Rendimiento: 1 pza. de 650 g

Tiempo de preparación:  4 horas

Ingredientes

• 2 tazas de harina de trigo

(280 g)

• 1 1/4 tazas de azúcar (300 g, aprox.)

• 1/2 taza de margarina (125 g, que puede

sustituirse por mantequilla)

• 1/3 taza de manteca vegetal (100 g)

• 3 huevos y 7 yemas de huevo

• 8 cucharadas soperas de agua tibia

(1/3 de taza)

• 3 cucharadas soperas de té

de azahar y 2 cucharadas

soperas de té de anís, ambos

ya preparados

• 3 cucharadas soperas de

manteca vegetal (para

engrasar el pan y la charola)

• 20 g de levadura en

polvo* (dos cucharadas

soperas, aprox.)

• la ralladura de la cáscara

de una naranja

• 1/4 de cucharada cafetera de sal

Preparación:

1- En el recipiente de plástico, disuelve la levadura en el agua tibia y agrega la harina necesaria para formar una pasta (15 cucharadas soperas, aproximadamente).

Haz una bola con la pasta y deja fermentar cerca del calor hasta que duplique su volumen (lo que sucede entre media hora y una hora y media).

2- Sobre la superficie plana, cierne la harina con la ayuda del colador, apartando una cucharada sopera. Haz una fuente y en el centro añade de a poco 15 cucharadas de azúcar, la sal, dos huevos enteros, las 7 yemas, el té de azahar, el té de anís, la ralladura de naranja, la manteca y la margarina.

3- Amasa con las manos limpias durante 20 minutos, tomando la masa de los extremos y llevándola al centro. Después, añade la masa ya fermentada del paso 1 y sigue amasando (forma una bola alargada, toma uno de sus extremos y azota el otro sobre la tabla como si fuera un martillo; luego junta el extremo que se azotó con el que tengas en la mano y vuelve a azotar; repite este proceso unas cuatro veces hasta que se formen burbujas, la masa se sienta como si fuera plástico y se despegue fácilmente de la mesa).

4- Forma una bola, úntala con un poco de manteca vegetal y colócala dentro de la cacerola, luego cubre con el trapo húmedo y deja reposar en un lugar tibio hasta que duplique su volumen (aproximadamente dos horas y media). Exponla al sol en un lugar limpio o sobre la estufa apagada.

5-Transcurrido este tiempo, vuelve a amasar ligeramente, apartando 2 tazas de la masa para formar los huesitos y la bola de arriba.

6- Coloca la masa sobre la charola engrasada con manteca vegetal y dale la forma de un óvalo. Durante 30 minutos déjala reposar al lado de los huesitos y la bola.

7-Pasado este tiempo, bate el huevo restante con el tenedor y con éste pega la bola y los huesitos; mete al horno precalentado a 200°C por 15 minutos, deja hornear durante 15 minutos a la misma temperatura, después, reduce a 170ºC y deja en el horno hasta su cocción total (aproximadamente 10 minutos más).

8- Para barnizar el pan, mezcla en el pocillo la cucharada de harina que se reservó en el paso 1 y una cucharada sopera de azúcar con 2 tazas de agua, y pon al fuego para formar un jarabe. Una vez frío, barniza el pan y espolvorea con azúcar.

Receta: Cortesía Profeco 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios