image for Un orgullo de Chiapas en Miami

Un orgullo de Chiapas en Miami

Cuando me mudé a Miami, apenas había restaurantes mexicanos; no me preguntes la razón… yo sufría pues había solo uno o dos hace 9 años. Por suerte hoy día tengo opciones cuando quiero en los fines de semana cerrar la cocina de casa y aun así comer fresco y sabroso, con amor y sin influencias Tex-Mex. Mi favorito en esa categoría se llama Cantina Beach y su chef Andrés Parlange.

El restaurante está en Key Biscayne, un cayo súper relajante a la distancia de un puente desde el Downtown de Miami.  En este rinconcito en el bello Ritz Carlton Hotel, te podrás  relajar comiendo frente al mar en un ambiente muy informal y a la vez deleitarte con una margarita y escoger entre más de quién sabe… 40 a 50 diferentes de los mejores tequilas y mezcales de México. Comerás sabrosísimos tacos al pastor, guacamole de chicharrón, flautas de pollo, impresionantes ceviches de pulpo, pescado y camarón (creo que los mejores de Miami) y pues, las delicias del mar como el huachinango al mojo (espectacular), los langostinos con arroz con cilantro y de la tierra, las espectaculares carnitas que se desprenden del hueso con solo “limpiarlas” con la tortilla de maíz caliente. Y pues ni hablar del pescado llamado queso fundido con queso Oaxaca y chorizo auténtico mexicano.

El restaurante sienta solo 50 personas bajo una palapa (bohío/gazebo) frente al mar que te invita a pasar un buen rato despejándote con la brisa y los mágicos atardeceres. Los fines de semana en la tarde hay música en vivo con guitarra acústica, así que te podrás imaginar que viendo el atardecer es una maravilla y luego bajo las estrellas… uuuuffff… ¡hasta romanticona se pone la cosa!

El chef, mi talentoso amigo Andrés Parlange… a quien le debía esta nota hace muuucho rato, es un orgullo de México. Andrés es original de Chiapas, y si tienes la suerte de encontrarlo ahí cuando vayas, te aseguro que hará que tu estadía en Cantina sea inolvidable.  Y si no lo ves, seguro anda cocinándole a algún famoso que lo ha visitado exclusivamente para que él le cocine como hacen Luis Miguel, Paulina Rubio y Shakira. Si algo me encanta de Andrés es lo que amo destacar de mis amigos: su humildad, su pasión y la simpatía de siempre verle entre las mesas hablando con todos sus fieles seguidores y mimándolos uno a uno con una hermosa sonrisa.  Por cierto… siempre anda inventando nuevas recetas; tienes que saborear los moles que me dio a probar la última vez: ¡¡son toda una experiencia religiosa!!

Enhorabuena, Andrés besos… ¡La Cocina No Muerde!

 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios