imagen anuncio
 
 
image for Viste tu mesa de otoño con la calabaza de tus ancestros

Viste tu mesa de otoño con la calabaza de tus ancestros

Se acerca el Día de Acción de Gracias, por ende las fiestas, las cenas en familia y por supuesto mucho rato cocinando y decorando la casa. Y pues hay un sabor que no puede faltar en tu mesa en esta época: la calabaza, la estrella del otoño.

Seguro que ya te has topado en el supermercado con cajas enormes de calabazas gigantes. Son perfectas para tallar en ellas caras de brujas y duendes y decorar tu casa por Halloween; pero si intentas usarlas para cocinar, obtendrás platillos de poco sabor y mucha fibrosidad. No suena muy rico, ¿verdad? Para que disfrutes este otoño del sabor original de la calabaza, te sugiero no ignores en el mercado a la calabaza heirloom. ¡Cuando la pruebes ya no querrás otra!

Por si aún no lo sabes, las semillas heirloom son aquellas que han llegado hasta hoy sin modificaciones genéticas, heredadas y preservadas por tradición por más de 50 años para que no se extingan y siempre cultivadas a pequeña escala. Así, puedes comerlas hoy tan ricas, sabrosas, aromáticas y nutritivas como se las comían nuestros abuelos. Date un paseo hasta un mercado de agricultores locales o supermercado donde vendan variedad de productos orgánicos y verás qué cantidad de calabazas heirloom sabrosas para cocinar encuentras este año.

Te preguntarás, ¿y tan diferente es la calabaza heirloom de la calabaza común del súper? ¡Por supuesto, es lo mismo que pasa con el tomate heirloom! La cáscara es más gruesa y tiene mucha más pulpa para cocinar. El sabor es mucho más intenso y dulce y la textura, más suave. Por eso es perfecta para sopas, pasteles, dulces, puré, pan, estofados o pastas. Por si fuera poco, está cargadita de proteínas, hidratos de carbono, potasio, vitaminas A y C y fibra.

Las calabazas comunes del súper, sin embargo, son algo insípidas, llenas de fibras y con poca pulpa, por eso es mejor usarlas para hacer las tradicionales lamparitas de Halloween.

Hay muchísimas variedades, pero siempre que sea heirloom será rica para cocinar y por supuesto que una “pieza antigua” para decorar tu mesa de una forma muy especial. Si estás planeando ya tu comida de Acción de Gracias, no te olvides de incluir la calabaza heirloom en todas tus recetas. ¡La cocina no muerde!

 
 
Foto: Doreen Colondres
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios