image for Vlad, de Carlos Fuentes

Vlad, de Carlos Fuentes

Esta corta novela de humor negro relata los periplos del conde Vladimir Radu, en su mudanza de los Balcanes en Europa Central a la ciudad de México. Vlad, le llaman de cariño sus amigos, o quizá, por mera necesidad semántica para acortar el pomposo nombre del personaje en cuestión.

Tú, como yo, te preguntarás cómo un conde de alcurnia decide abandonar su castillo medieval para trasladarse a una metrópoli tan compleja como la ciudad de México. Sucede que al buen conde se le acabaron las víctimas en el Viejo Mundo y necesita de “nuevos aires” donde encontrar sin limitaciones el codiciado líquido escarlata para mantener su existencia a través de los siglos.

Adivinaste, el conde Vladimir Radu es un vampiro de abolengo de cinco siglos de edad, quien con devoción vigila la niñez eterna de la pequeña Minea para mantener su linaje en la tierra.

Para agilizar todos los trámites y la localización de la morada en el Nuevo Mundo requiere de los servicios del distinguido licenciado Eloy Zurinaga. Por el relato, pareciera que el vínculo entre ellos dos va más allá de la amistad y de las diligencias profesionales del viejo jurista.

Zurinaga le encomienda a su colaborador, el joven abogado Yves Navarro, satisfacer las excentricidades del conde. Asunción, esposa de Yves, encuentra la mansión adecuada en lo alto de un cerro, lugar perfecto para construir el túnel que demanda el siniestro vampiro.

La relación, hasta antes plácida entre Asunción e Yves, su hijita Magdalena y la memoria de Didier, el pequeño hijo que murió trágicamente, se trastorna ante la insistencia de Vlad para mantener a la pequeña Magdalena cerca de Minea en la sombría mansión sin ventanas ni espejos y cuidada celosamente por Borgo, el jorobado.

Es un libro para leerse en una tarde de fin de semana. La historia nos mantiene con el alma en un hilo, también es cautivadora y aterradora a la vez, por demás ilustrativa con ricas escenas por Europa y su historia, además de recrear vívidamente pasajes contemporáneos de la ciudad de México.

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios