image for Carmen Aub, una estrella que promete llegar alto

Carmen Aub, una estrella que promete llegar alto

Hay un refrán que dice que en vez de intentar controlar las olas, hay que aprender a surfear. Y si aplicamos esa analogía a Carmen Aub, es, sin lugar a dudas, toda una surfista profesional, pues tanto en lo profesional como en lo personal, ha demostrado que es una experta en adaptarse a cambios.

Uno de los cambios más obvios para el público de la serie El señor de los cielos (Telemundo) ha sido la evolución de su personaje, Rutila, la hija de un narcotraficante mexicano. “Empezó siendo una niña adolescente y después fuimos viendo como se convertía en mujer, y hacer ese cambio como actriz puede llegar a ser un poco difícil”, afirma la actriz. “La verdad es que para mí [El señor de los cielos] ha sido toda una escuela”.

Además de la evolución de su personaje, Carmen ha tenido que adaptarse a cambios en las series televisivas. “El formato de la televisión está cambiando mucho. Está evolucionando. Antes teníamos las típicas novelas rosas en que la mala era muy mala y la buena era muy buena. El señor de los cielos ha sido uno de los primeros proyectos en el mercado latino que empezó a hacer este cambio donde ya no era el cliché de personaje sino cosas más orgánicas y más reales”, dice Carmen. “A veces me preguntan: ‘¿Eres buena o eres mala?’, y mi respuesta siempre es: ‘Soy un personaje real’ ”.Carmen-Aub-C1-003-0552

Muy real, pero a la vez Rutila es muy diferente a Carmen. “La verdad es que Rutila se la da de muy dura. Luego la gente que me conoce y mis amigos me dicen: ‘Ay Carmen, si te vieran. Tú eres tan linda y tan tierna. No tienes nada que ver con Rutila’ ”, comenta entre risas. “A veces yo veo que Rutila tiene unas cosas y yo digo: ‘Ay por Dios, Rutila, ¿por qué te vas por allí?’, pero siempre sin juzgar porque creo que una de las primeras reglas como actriz es no juzgar a los personajes y por eso creo que [interpretarla] es divertido”.

Más allá de Rutila, le esperan muchas oportunidades a la actriz mexicana, quien ha visto florecer de primera mano al mercado latino del espectáculo, por lo que por el momento no tiene planes de entrar al mercado estadounidense. “Me encantaría poder ir a Hollywood, pero también creo que ahorita el mercado latino está creciendo mucho. Estamos haciendo cosas padrísimas. Ya no hacemos las novelas rosas. Al contrario. Ya Netflix está produciendo aquí. También está Blim, está Clarovideo. Telemundo está creciendo mucho”, nos cuenta entusiasmada.

Carmen-Aub-C1-003-0230 copy

Aparte de oportunidades en la televisión, Carmen ha mantenido su agenda llena con obras de teatro y cine, que han supuesto una evolución para la actriz de 27 años, quien comenzó su carrera a los 9 años en el programa infantil ECOLE. El año siguiente apareció en Plaza Sésamo y más adelante en las telenovelas ¿Dónde está Elisa?, Niñas mal, Pasión prohibida y más recientemente la segunda, tercera y cuarta temporadas de El señor de los cielos y el spin-off El Chema.

El año pasado hizo su debut en el teatro con la comedia 23 centímetros, de Rubén Lara. “Llevaba mucho tiempo queriendo hacer teatro y me había puesto el propósito de hacer teatro porque era como un reto que tenía pendiente”, dice. “El teatro es como regresar a las bases de la actuación, de tener que realmente estar en el lugar, escuchando, reaccionando, improvisando si te equivocas y se te olvida una línea… la adrenalina del público”.

Aunque Carmen quiere hacer más obras de teatro, no le ha alcanzado el tiempo por haber estado volcando todo su talento en obras del séptimo arte. Apareció en la comedia Escuela para seductores de Giovanna Zacarías, quien “dirigió, como ella le decía, en vez de un chick flick, un guy flick”, y después coprotagonizó Más allá de la herencia, una película con un mensaje ecológico dirigida por Alejandro González Padilla. “Estoy muy contenta de haber dejado mi granito de arena y de hacer la diferencia tratando de hacer algo por el planeta”.

En enero Carmen estuvo trabajando en otra película de la cual no pudo hablar en el momento de publicación y en abril comienza a trabajar en la quinta y quizá última temporada de El señor de los cielos. “Como actriz digo: ‘Qué padre porque ahora hay trabajo para escoger, personajes para escoger’.”, comenta.

Cuando Carmen está entre proyectos, descansa poco y se prepara constantemente ya que hay mucha competencia. “No porque ahorita estoy en el momento en que me está yendo bien me puedo relajar. Creo que tengo un reto muy grande que es salir de Rutila para que conozcan lo que es Carmen. Eso es lo que uno tiene que hacer como actor, cuando no trabaja, salir del personaje. Me gusta reencontrarme conmigo misma, meditar, hacer ejercicio, retomar mi rutina, estar con mi familia”.

Carmen-Aub-C1-003-0107

La actriz se considera “superfamiliar” por lo que le costó dejar a su familia para un proyecto en Colombia cuando tenía 21 años, y más tarde mudarse de Miami, donde había vivido desde los 12 años, a México por el trabajo. “Es una carrera de mucho sacrificio”, nos cuenta. Y por ello, sus amigos son muy selectos. “Siempre he estado rodeada de gente muy padre, pero te puedo decir que los amigos que tengo son los mejores que me pudo poner la vida”.

Por las exigencias de trabajo, encontrar tiempo para el amor es un poco complicado, pero tampoco es imposible. “Es muy difícil en esta carrera, pero hay tiempo para todo y creo que uno debe irse acomodando”, nos cuenta sin entrar en detalles.

Carmen no rehúye los retos. “Siempre que tengo que tomar decisiones digo: ‘¿Qué sería lo más fácil?’, porque lo más fácil es lo que uno no debe hacer. Siempre es más difícil cuidarse, siempre es más difícil ser disciplinado. Lo que es más difícil siempre es la decisión correcta”, afirma la actriz. “Ir por ese camino difícil =y confiar”.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios