imagen anuncio
 
 
image for Cinco de Mayo, la verdadera historia

Cinco de Mayo, la verdadera historia

Al conocerse por la prensa de esos días del triunfo del ejército mexicano sobre el ejército francés, en especial en el poblado minero de Columbus, hoy Columbus Park en donde trabajaba la primera mixtura de latinos conformados por mineros bolivianos, chilenos, peruanos y mexicanos, además de los estadounidenses en busca de oro, la noticia se desperdiga de inmediato y salen a festejarla con disparos al aire y visitando las cantinas del lugar.

El festejo marca en resumen:

  • El primer chicano fronterizo, el general Zaragoza.
  • La derrota del ejército francés, el más poderoso de su tiempo, por el ejército de Oriente, integrado por batallones de varios estados mexicanos. Primer ejército del gobierno supremo de México.
  • La constitución federal de los Estados Unidos Mexicanos de 1857, republicana hasta las cachas, influye decididamente en el primer presidente republicano de los Estados Unidos de Norteamérica, Abraham Lincoln. Proclamación de Emancipación.
  • Evita la invasión europea a los estados y territorio del sur de la entonces naciente nación, Estados Unidos de Norteamérica.
  • Conforma una nueva geografía americana, distingue temporalmente la doctrina Monroe.
  • Motivo de celebración del orgullo de la hispanidad.
  • Pretexto para la fiesta, el jolgorio a lo largo y ancho del país, aunque se desconozca el motivo real.

Enhorabuena a todos por el Cinco de Mayo, doble celebración para los poblanos por el festejo del 150 aniversario de la épica del general Miguel Negrete, quien se rifó la vida cuerpo a cuerpo por instrucciones del general Zaragoza, contra el ejército francés, a la bendita naturaleza que en plena campaña envió un torrencial aguacero que menguó la ofensiva de los intrusos.

Por muchos Cinco de Mayos para hermanar a dos naciones históricamente comunes, limar desencuentros, establecer un futuro promisorio, justo, razonable, actual en función del fenómeno socioeconómico global de inmigración, reconocer las debilidades y fortalezas del uno con el otro y provocar áreas de oportunidad equitativas, al final, la geografía los une sin recato, inexorablemente. “América para los americanos”, no solo para los del norte, sino desde Alaska hasta la Patagonia, es lo legal, así lo conviene la historia, sin soslayar la nueva geopolítica global.

 
Foto: iStockphoto
Páginas:  [ 1 ] [ 2 ] [ 3 ]
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios