imagen anuncio
 
 
image for El enigma de los vencidos, Armando Rodera

El enigma de los vencidos, Armando Rodera

Inevitablemente al leer el primer capítulo de El enigma de los vencidos, de Armando Rodera, lo primero que salta a la memoria del lector es la librería Sampere e hijos en la Barcelona de los años cincuenta, de la última novela de Carlos Ruiz Zafón, El prisionero del cielo.

El texto de Rodera, a diferencia del anterior sucede en Madrid en 1986, en una tienda de antigüedades que recién heredó David Sanromán, en donde también hay libros viejos, inclusive, incunables. El inventario de mercancías es más extenso, abarca juguetes de todas las épocas fabricados en latón o madera, muñecas de porcelana, pinturas de artistas reconocidos de gran valor y, otras de desconocidos, de estética inigualable.

Mujercitas

El local de “El desván de tus sueños”, como lo bautizó el primer propietario, le queda como anillo al dedo a esta tienda de ensueño y magia.

David, durante el acomodo de mercancías, descubre la entrada, escondida con singular esmero, al sótano del local debajo de una alfombra. Temeroso, alérgico al polvo, se adentra en la humedad de la oscuridad del nivel inferior en donde halla cajas repletas con cómics, con más libros en mal estado, otras piezas de infinidad de países diversos, sin perder de vista la enorme maqueta donde circula un tren a escala rodeado de paisajes similares a los Alpes en donde un lago se asoma a los pies de las montañas, las diminutas personas, las vías, los carros, son detalles de un realismo sorprendente.

 
Páginas:  [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios