image for La Reina del Pacífico, de Julio Scherer García

La Reina del Pacífico, de Julio Scherer García

En ninguna ocasión anterior hemos reseñado un libro de corte periodístico, y vale la pena mencionar que es uno de los géneros más exigentes en cuanto a redacción se refiere.

El reportero no se vale de los recursos de la novela, en donde el peso es espacio. Esto significa que de acuerdo con la importancia del personaje en cuestión merece más renglones para describirlo en relación con los demás, es la forma como toma cuerpo y relevancia dentro del texto literario. Lo mismo el escenario que lo rodea, la voz, los matices y detalles que lo caracterizan de acuerdo con la creatividad del autor.

Otro elemento es la fidelidad de la información, que limita de manera total el vuelo de la imaginación. La objetividad del reportero es cuestionable, a pesar de la exigencia de la nota. Los seres humanos aunque nos predispongamos a lograrla tomamos partido, es nuestra naturaleza prejuzgar.

La gran virtud del libro es precisamente que retrata con fidelidad, objetivamente, la historia de Sandra Ávila, La Reina del Pacífico, acusada de narcotráfico. La información surge de una serie de entrevistas y testimonios. Descubrimos, por ella, las circunstancias en donde se desarrolló desde la niñez hasta la edad adulta y de cómo converge su vida en un ambiente adverso, en donde la riqueza y los excesos la llevan al reclusorio.

La narración en voz de La Reina del Pacífico es fuerte, a veces nostálgica, defensiva, arrogante, íntima. Nos traslada a todos los rincones de ese mundo que representa el crimen organizado, del cual no podemos sustraernos, ni esquivarlo.

Una obra de tal envergadura solamente pudo ser lograda por Julio Scherer García, considerado uno de los mejores periodistas de México y Latinoamérica.

Laureado con los premios Maria Moors Cabot 1971, el Nacional de periodismo en 1998, el de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, en el 2006 fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Guadalajara.

Durante su larga trayectoria fue director del diario Excélsior, fundador de la revista Plural, en donde, Octavio Paz, el gran poeta, filósofo y escritor mexicano fungió como director. Entre sus obras están: La piel y la entraña, 1965; Los presidentes, 1986; El perdón imposible, 2005, entre otras.

 

Bien vale la pena después de leer a La Reina del Pacífico, leer la estupenda novela de Arturo Pérez-Reverte, La reina del sur, la cual se llevó, a manera de serie, a la televisión.

Le aseguro que sus conclusiones de las diferencias y semejanzas entre uno y otro libro le sorprenderán.

 

 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios