imagen anuncio
 
 
image for La vida antes del Tequila

La vida antes del Tequila

La planta de agave es familia de la alcachofa.  Es una planta muy noble, grande y azulada en el caso del agave azul…el más famoso de los 135 tipos de agaves que existen en México y con el que se produce el  famosísimo Tequila.

Imagínate cuanto amor se le pone a esta bebida, que tienen que pasar hasta 11 años antes que la planta de agave pueda ser usada para producir el licor.

Primero el agricultor del agave, conocido como Jimador, siembra el hijuelo, (la planta bebe) y después, una vez al año la visita para darle amor de diferentes formas:

Al año de nacer se desplanta y se lleva al “nursery” para revisarla.  Si está naciendo saludable, la vuelven a plantar y la visitan al año siguiente para ver si está bien, si ha tenido hijos se les quitan para re-plantarlos y si ya es adulta comienza el barbeo.  El barbeo es la poda de la planta y se hace una vez al año.  Ayuda a que la planta crezca  más saludable, evita que los jimadores se lastimen con las puntas de las ramas e impide que algunos animales vivan dentro de las hojas.  Para eso, cada año el jimador la visita y dependiendo de su condición, la poda dándole diferentes tipos de cortes.

Luego que la planta llega a su punto de madurez, entre 6-11 años después de nacer, se saca la piña de la tierra y se transporta a la fábrica en donde se pone en hornos gigantes en alta temperatura para extraer su azúcar.  En ese momento se puede producir la tan saludable y sabrosa miel de agave

Si lo que se produce es el Tequila, pasa entonces por un doble proceso de fermentación y luego pasa a embotellado o al barril.  Igual que ocurre con el vino,  lo que le da su color y características es el añejamiento en barril.  Dependiendo del tipo de barril, el tipo de madera y el tiempo en barrica, será su aroma, color, cuerpo y sabor.  Por eso es que unos son más claros, dorados, marrones, con más cuerpo y con aromas de madera, miel, mantequilla, chocolate, entre otros.  El Tequila es como el vino, depende del gusto de cada persona, al comprarlo solo asegúrate que sea 100% Agave.

Gracias a la Familia Jose Cuervo por abrirme las puertas de su bella casa en la ciudad de Tequila en Jalisco….después de haber sembrado mi hijuelo, tendré que irlo a visitar una vez al año para darle amor….je! je! je!



 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios