image for Más allá del jardín, de Antonio Gala

Más allá del jardín, de Antonio Gala

Palmira Gadea vive en una mansión construida en el siglo XVIII en Sevilla. El suntuoso jardín forma parte singular de la vida cotidiana de la familia Guevara Gadea. “Es el centro de conversaciones, de confesiones, reflexión y alegrías. Las manías de Palmira Gadea las reconoce  la alta sociedad sevillana, escolta de los amigos de los museos, de los amigos de la ópera… Son pedantes pero hay que perdonarlas porque es una excelente esposa, una excelente madre y una excelente ama de casa. Además, una mujer que ayuda y aconseja a toda la familia”.

Palmira no se cansa de repetir que al final del milenio la mejor prenda familiar es la verdad, no importa cuán trascendente sea. La confianza caracteriza la dirección de la ventura común: la de Willy, su esposo; la de Alex, que asiste a la universidad sin terminar por definir su proyecto profesional. Apegado en extremo a su madre, ella, teme que padezca del complejo de Edipo y lo aleja sutilmente. Helena estudia biología en la misma universidad. Más despierta y tenaz que su hermano Alex, se propasa con los comentarios que dirige a los adultos, y padece de un cinismo nacido del consentimiento de Willy Guevara, su padre, un buen hombre de alcurnia.

El jardín al tiempo se achica. Palmira, desarraigada de la vida anterior vive sumida en los recuerdos de lo que no hizo. El suicidio de Alex y la negación de Helena a ella, la abisman en un micromundo incapaz de redimirla.

Resuelta a no sucumbir al pasado, emprende un viaje a Ruanda. Trabaja en un hospital como enfermera, rodeada de monjas voluntarias que le representan el bálsamo que sin curarla le da sentido a su vida. Bernardo, el doctor principal del hospital y  de los pocos dispensarios existentes en la zona Guiara de África Central, la convence de encargarse de la nueva clínica y compartir el techo con él.

De la indecisión, de esos cambios drásticos, surge en Palmira un amor puro, carnal, sublime, sincero. Bernardo la lleva a senderos desconocidos en donde solo el temor a la guerra eclipsa el fragor de dos corazones dispuestos a consumirse en un acto de amor eterno.

Antonio Gala (1930, España) es un brillante escritor de pluma vigorosa, fina y elegante. Más allá del jardín es una de sus obras cumbres, uno de los libros más leídos de los últimos tiempos. Ganó el Premio Planeta en 1990 por su obra El manuscrito carmesí. También ha sido galardonado con el Premio Nacional Calderón de la Barca; Los buenos días perdidos (1972), Premio Nacional de Literatura; Anillos para una dama, entre una larga lista de reconocimientos a sus virtudes literarias.

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios