imagen anuncio
 
 
image for ¡Mujeres con mayúsculas!

¡Mujeres con mayúsculas!

Marzo 08, 2011-Centenario del Día Internacional de la Mujer. Es loable reconocer durante este día la larga jornada que las mujeres del mundo han recorrido, desde los mítines en 1911, en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, a los que asistieron más de un millón de personas exigiendo:

• Derecho de voto.
• Derecho para ocupar cargos públicos.
• Derecho al trabajo.
• Derecho a la formación profesional.
• NO a la discriminación laboral.

En el 2011 presenciamos que la lucha no fue estéril, millones de mujeres incorporadas a la sociedad en circunstancias iguales a los varones, alcanzando el desarrollo completo de su persona, como consecuencia de la propuesta de Clara Zetkin, en la Conferencia de Mujeres Socialistas en 1910 en Copenhague, cuando se instala el Día Internacional de la Mujer y, que en 1911 se celebra por primera vez.

No todo es miel sobre hojuelas, muchos países mantienen condiciones adversas para miles de mujeres, por tanto la lucha no ha terminado, habrá que estar atentos y no claudicar, hasta ratificar la equidad de género en todos los rincones del planeta.

Reconocemos que son pocos los días del año para agradecerles cuánto hacen por todos; en silencio, imperceptibles, sin notarse y qué ingratos los hombres por la pobre admiración que les profesan. ¡Vaya ceguera varonil!

Talentosas de sobra, en sociedades machistas, les ganan espacios a los “gentiles” varones con sus atributos naturales; la tenacidad, el ejercicio de la responsabilidad a pesar del agotamiento físico y mental, el olfato para adivinar el engaño, la integridad en su obrar, extraordinarias en el multitask, de fortaleza superior ante la adversidad, sencillamente, son más virtuosas que los bigotudos.

Por supuesto hay excepciones a la regla, por ahí circulan algunas tramposillas, ventajosas y desobligadas, sin embargo, ninguna mujer desmerece a su belleza interna y externa, a sus cualidades como compañía “grata y saludable”, cuál hombre podría quejarse de la fogosidad, la ternura de sus ojos que invitan a regresar a mirarlos, o a compartir el secreto mas bochornoso en el lecho del amor.

Con ferocidad protegen a los suyos, son discretas cuando la ocasión lo amerita, divertidas, amigas incondicionales, confidentes “no muy fiables”, amantes invaluables y por sobretodo cómplices de nuestra circunstancia.

Todos los días deberían ser Día de la Mujer, sin ellas, no estaríamos aquí, ni leyendo estas frases o respirando el aroma del nuevo amanecer. Cuál otro privilegio en la vida es mayor al de dar Vida. Cuan gloriosa es la dimensión de su existencia.

¡Enhorabuena! ¡Luminosas mujeres! ¡Mujeres con mayúsculas!

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios