image for Óscar Jaenada, el español que da vida a Cantinflas (VIDEO)

Óscar Jaenada, el español que da vida a Cantinflas (VIDEO)

Este 29 de agosto llega a los cines de Estados Unidos la película de Cantinflas, y Óscar Jaenada ha sido el actor español escogido para la difícil tarea de dar vida al mexicano más célebre, llevándolo a cabo con gran éxito y precisión.

En Siempre Mujer tuvimos la posibilidad de conocer un poco mejor al actor y de saber más datos sobre la película:

S.M.: ¿Cómo te sientes al haber interpretado con tanta precisión y de una manera tan brillante a Cantinflas, a pesar de las primeras críticas por haberse escogido a un actor español para el papel?

O.J: Como sabes esas críticas me acompañan a lo largo de mi carrera. He interpretado papeles de terrorista, cantaor flamenco, actor… y siempre hay alguien que está un poco escéptico a que puedas adaptarte a personajes tan variados, pero es porque no se tiene la cultura cinematográfica suficiente para saber que los actores estamos precisamente para hacer papeles muy distintos. Yo estaría dispuesto a interpretar personajes de otras culturas y razas, e incluso de otro sexo.

Aunque en esta ocasión, existía un plus ya que recuerdo estar en México, sin ni siquiera haber rodado ningún plano y ya ser portada en todos los periódicos cuestionándose mi elección. No obstante, uno sabe lo que hace y cómo realmente trabaja y utiliza esas críticas y ese escepticismo para luego de una forma positiva trabajar mejor y que esa gente que está tan reacia salga con la boca abierta de la sala de cine. Aunque puedo entender perfectamente estas críticas por parte de algunos mexicanos porque cuando a Mario Moreno le preguntaban que le definiesen a Cantinflas en una sola palabra, él decía que Cantinflas era México, punto. Entonces entiendo ciertas críticas, pero eso sólo se cura viendo la película.

S.M.: ¿Cómo te inspiraste para conseguir imitar ya no sólo el acento, sino también los movimientos y los gestos de Cantinflas y saber encarnar tan bien esa cultura mexicana que él representaba?

O.J: Pues con mucho tiempo. La primera vez que pisé México fue para la audición de la película y una vez me salió el papel, entendí que era muy importante estar allí.

Me di cuenta de que tenía que interpretar a dos personajes en una sola película. Por un lado estaba Cantinflas y por otro Mario Moreno, y además descubrí que los dos eran diametralmente opuestos.
En el caso de Cantinflas fue una actuación casi de imitación, era un personaje perfecto, muy presente en la mente de todo el mundo, por eso creí que ahí debía tan sólo imitar, y para eso me faltaba el cuerpo, la voz y el humor y fue algo que hubo que trabajarlo mucho. Lo logré con la ayuda de una profesora de baile que fue amiga personal de Mario en su día, un foniatra que me ayudó a colocar la voz y la melodía, ya que los españoles hablamos mucho más rápido que los mexicanos y por último para los gestos contraté al imitador oficial. A esto le sumé horas y horas de ver películas suyas. Me pasé muchos días de 7 de la mañana a 11 de la noche construyendo a este personaje.

Por otro lado estaba Mario Moreno, de él no había casi material, tan sólo un par de entrevistas y él se sabía entrevistado, sabía cómo actuar. Por lo que tuve que salir a la calle a preguntar a sus círculos más cercanos, y hacer preguntas muy incómodas ya que yo quería descubrir al Mario Moreno real, en su casa, llorando… Una vez allí metido en esa tarea, como español que quería interpretar a Cantinflas, fue un trabajo muy costoso; a veces me volvía a casa sin ninguna respuesta, pero fue una tarea de mucha investigación. 

S.M.: ¿Cómo fue trabajar con un elenco entero de actores mexicanos? Sabemos que suelen ser bromistas, ¿te hicieron alguna broma que puedas contar?

O.J: Pues podrían, porque hubo muy buen ambiente en el rodaje, pero el respeto que se respiraba por la figura de Mario Moreno en ese set era majestuosa y absoluta. Si yo fallaba en algo o hacía el ridículo en algunas escenas que me intentaba lanzar, ellos mantenían el respeto incluso en el fallo, no sólo el resto de actores, sino los técnicos y todo el equipo en general. Este apoyo fue importantísimo para que esta película haya salido así.

S.M.: ¿Por qué un personaje cómo Cantinflas gustaba a jóvenes y mayores y a todas las culturas hispanohablantes? ¿Qué tenía de especial?

O.J: Eso fue también parte de mi investigación, cómo un personaje en aquella época sin televisión o internet consiguió llegar tan lejos. Llegué a una conclusión: la universalidad del humor. Aunque sea México, México pertenece a los latinos y lo que hizo Mario con su personaje fue EL HUMOR LATINO, el pionero en unificar a países y culturas que están a mares de distancia y unirlos con el mismo humor, con el mismo sentido político y social. Creo que lo que Mario Moreno, Cantinflas, consiguió fue la universalidad del humor en el mundo latino.

S.M.: Los nietos de Cantinflas han visto la película y le han dado el visto bueno. ¿Cómo te hace sentir eso?
O.J.: Desde un principio yo quería que Mario Moreno Ivannova viera lo que nosotros estábamos haciendo, creí que esto era muy importante. Vino el tercer día de rodaje al set, paramos la grabación y le mostramos algunas secuencias y para mí fue fundamental ver la reacción. Yo observaba como mientras él veía las secuencias iba asintiendo con la cabeza y de repente dijo: “Oye, muy bien el chico éste, pero ahora me lo podéis poner con su voz, sin doblar”. Y le dijeron que no era doblaje, era mi voz y entonces dijo que se le “enchinó la piel”. Yo pude ver esa reacción, cómo se asombró y entonces supe que estaba haciendo las cosas bien.

S.M.: ¿Cuál fue tu recuerdo de Cantinflas?

O.J.: Mis papás riendo como locos durante toda la tarde viendo películas de un mexicano, que yo en aquel momento no entendía porque era demasiado niño.

S.M.: ¿Qué es lo que te resultó más difícil de este rodaje?

O.J: Pasar tanto tiempo lejos de mi hijo. Estar tanto tiempo sin levantarme con él. Eso fue lo más duro.

S.M: Cantinflas no es el primer personaje biográfico que interpretas, diste vida al guerrillero El Che Guevara, al cantaor flamenco Camarón, ¿qué hace de Óscar Jaenada el actor ideal para estos papeles?

Yo creo que he demostrado mi sacrificio y amor a esta profesión, al mismo tiempo que mi respeto y coherencia. Uno se crea un currículum a través de sus personajes y eso me dio fuerza para poder afrontar este nuevo papel. Me gustan mucho los biopics, sobre todo porque creo que son decisiones interesantes y que responden a criterios artísticos y empresariales. Creo que aceptar estos papeles ha sido un buen movimiento.

S.M.: ¿Cómo ha evolucionado tu carrera como profesional desde que interpretaste a Alfredo en la película de Noviembre -el primer papel que te reconoció como actor en España-, en la que dabas vida a un actor, hasta llegar a Cantinflas donde precisamente también interpretas a un actor?

O.J: Con Alfredo Baeza en Noviembre y Cantinflas son las dos únicas veces que yo he interpretado a un actor y uno sí que tiene una especial deferencia por estos personajes porque estás hablando de tu profesión, hay mucho que quiero contar. Y si cuando estaba rodando Noviembre con Alfredo me dicen que terminaría rodando con Robert de Niro, tampoco me hubiese extrañado, porque yo sé que lo doy todo y me esfuerzo al máximo por esta profesión.

S.M.: ¿Cómo se siente un actor cuando está estrenando una película como esta?

O.J.: Es el momento en el que uno realmente disfruta, cuando enseñas el trabajo, porque hasta entonces la película sólo es tuya y de los 200 que la hemos hecho posible, que está bien, pero la finalidad de esto es mostrarla al mundo y cuando por fin esto sucede y sabes que va a estar en los cines de medio mundo, uno duerme distinto, muy ancho sin lugar a dudas y con la gran satisfacción de haber hecho bien su trabajo.

 Aquí les dejamos el tráiler de la película para que vean su actuación:

 
Foto: Youtube
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios