imagen anuncio
 
 
image for Pamela Silva Conde, en Primer Impacto

Pamela Silva Conde, en Primer Impacto

Pareciera que todo fue sencillo para ella; sin embargo, el recorrido ha sido largo, de trabajo y dedicación intensos. Pamela Silva Conde nos comentó durante la charla telefónica que sostuvimos que nació en Lima, Perú, en donde vivió hasta los diez años antes de emigrar a Miami en la Florida, para reunirse con su madre después de 3 años de vivir separadas. No le resultó fácil dejar a su abuela, a sus compañeros del colegio y, el arribo a los Estados Unidos al principio fue arduo por desconocer el idioma, situación que le causa frustración, pero el tiempo y las nuevas amistades amortiguan el proceso de adaptación.

Desde pequeña tenía muy claras mis metas, aspiraba a ser periodista para trabajar en un periódico y contar historias, nos dice Pamela entusiasmada, también me gusta el baile y, a los quince años con obligaciones financieras que resolver, trabajé como animadora en el equipo de fútbol americano los Delfines de Miami. La experiencia resultó divertida, saludable, le dio la oportunidad para combinar sus aptitudes artísticas con el trabajo, la posibilidad de viajar por el mundo, y sobre todo, la ayudaba a desconectarse de las obligaciones cotidianas y a restaurarse.

Lara Bello

Pamela cumplió su aspiración primera. Cursó la carrera de Periodismo en las Universidades de Saint Thomas y Florida, y recién obtuvo la Maestría en Administración de Negocios de la Universidad Internacional de Florida, en donde fue nombrada por la Escuela de Periodismo y Comunicación de Masas: “Alumna del Año”. El reto que representó ir a la universidad para obtener el postgrado al tiempo que se inicia como conductora en Primer Impacto merece nuestro respeto, nuevamente como mujer latina fuerte, debió limitar la vida social y hacer otros sacrificios para lograr el reto autoimpuesto.

Como mujer de su tiempo, Pamela Silva Conde encuentra espacio dentro de la apretada agenda de obligaciones cotidianas para trabajar con ahínco y convicción en organizaciones comunitarias. Participa de manera intensa en el consejo de directores del hospital St. Jude que atiende a niños con cáncer. Nos dice: “Hay que crear conciencia sobre este mal, que otras personas se unan a la causa, que ayuden a recaudar fondos y apoyen las campañas que realizamos”. En Amigos Kids, la organización dedicada a prevenir y evitar el abuso de menores, su desempeño es trascendental, difundiendo el mensaje para ayudar a los pequeños y que sin duda es un tema que la aflige: “No tienen manera de defenderse”. Las circunstancias alrededor de esta injusticia la lastiman sobremanera por ser testigo cercano por su rol como periodista.

El mensaje para las lectoras de Siempre Mujer de Pamela es que se propongan retos, que luchen por ellos, que sean cariñosas, maternas, comprometidas con la comunidad y lograr el balance entre el trabajo y la vida familiar.

 
Páginas:  [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios