image for ¿Qué frena a la reforma migratoria?

¿Qué frena a la reforma migratoria?

El viernes pasado, el presidente Obama y su equipo de asesores, llegaron a un acuerdo de último momento con el líder de la cámara de los Representantes, John Boehner, para autorizar el presupuesto federal y la reducción del gasto público en 38 billones de dólares. De lo contrario 800 mil empleados federales y los miembros de las fuerzas armadas hubiesen sufrido las consecuencias por la falta de fondos para pagarles sus salarios.

El servicio de ciudadanía e inmigración de los Estados Unidos también estaba en la lista de afectados, que se traducía en la no expedición de visas, excepto las urgentes.

Hace tres años, después del incremento a los diversos servicios que brinda esa oficina a los solicitantes, mejoró por mucho sus operaciones haciéndolas más expeditas, lo que pone de manifiesto que el funcionamiento eficiente depende de los recursos financieros adecuados para resolver el volumen de trabajo, sin restarle mérito a la capacidad de los empleados.

A lo anterior, al tratar el tema de la reforma migratoria, hay que añadir la voluntad política. En el 2008, el entonces candidato a la presidencia, Barack Obama,  reiteró el compromiso por sacarla adelante de llegar a la presidencia.  En su segundo discurso, ya como presidente, del Estado de la Unión, en enero pasado, abordó el tema en una sola ocasión al referirse al Dream Act (Development, Relief and Education for Alien Minors Act. Ley de fomento para el progreso, alivio y educación para menores extranjeros)

Como sabemos, esta iniciativa, no fue aprobada por el congreso creando gran malestar entre la comunidad hispana. También, varios Estados de la Unión como Arizona, Utah y Georgia, entre otros, han decretado iniciativas de ley en contra de la inmigración de los no documentados. El congreso de mayoría republicana, contraria al partido demócrata al cual pertenece el presidente, complica la posibilidad de llegar a un acuerdo general por la diversidad de opiniones.

Las campañas para la presidencia del 2012, están en marcha, ambos partidos saben de sobra del valor del voto hispano,  al que se le considera el fiel de la balanza en las elecciones y en algunos estados como California, Florida, Arizona y Texas es esencial para lograr la victoria.

Foto: LatinContent/Getty Images

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios