imagen anuncio
 
 
image for ¿Felicidad instantánea?

¿Felicidad instantánea?

¿Quieres ser feliz instantáneamente? Vamos a darte una receta muy sencilla, aunque no por eso quiere decir que es simple, y mucho menos simplista.

Cuenta tus bendiciones. Dicen que no es posible contar las bendiciones –todo eso que la vida nos ha regalado solo por nacer– y sentirnos tristes o deprimidos.

Pero, ¡ojo!, cuando hablamos de contar bendiciones, no nos referimos a los grandes éxitos, los impresionantes logros y la máxima felicidad. No hay que ganarse un Oscar o recibir una herencia millonaria.

Hablamos de todas esas pequeñas cosas que, por tenerlas todos los días, muchas veces pasamos por alto. ¿Por ejemplo? Una flor. Pero no se trata solo de apreciar esa obra de arte ¡gratis! de la naturaleza que es una flor; lo importante, por lo que debes llenar tu corazón de agradecimiento, es por el maravilloso hecho de que puedes verla, olerla, tocarla; quizás hasta escuchar el viento entre las hojas.

¿Celebras tus sentidos? ¿La capacidad de reír o de saborear una deliciosa fruta? ¿Das gracias por el regalo de compartir con tus seres queridos? Quizás, aunque ames todas estas cosas y seas consciente de que son un gran regalo, están tan al alcance de tu mano… que pasan inadvertidas.

Dicen que a veces echamos de menos aquello que ya no tenemos. No esperes a perder algo querido, para entonces apreciarlo. Comienza hoy mismo a contar tus bendiciones, y responde entonces si eres feliz.

Foto: Brand X Pictures

 

 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios