398
0

¿Televisores en los dormitorios? Nunca me ha cabido la menor duda de que a los niños se les debe dosificar y seleccionar la programación televisiva. Sin negar su función como medio de entretenimiento y cierto valor educacional logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for ¿Televisores en los dormitorios?

¿Televisores en los dormitorios?

Nunca me ha cabido la menor duda de que a los niños se les debe dosificar y seleccionar la programación televisiva. Sin negar su función como medio de entretenimiento y cierto valor educacional (si se eligen los canales y programas apropiados), he tenido claro los peligros potenciales, entre los cuales está el restarle tiempo a la lectura y a los juegos al aire libre. Yo me he propuesto y he logrado mantener los televisores fuera de los dormitorios de mis hijos, algo que casi resulta una excentricidad en estos tiempos.

Pero, ¿qué tal el clásico televisor en la habitación de los padres, ubicado casi como un altar al pie de la cama? Por suerte mi esposo comparte mi opinión y tampoco le hemos dado entrada a la pantalla chica (si es que todavía se puede llamar así) en nuestro cuarto. Reconozco que es una decisión personal, que cada individuo tiene su orden de prioridades y sus preferencias, pero hay algunas ventajas de no tener un televisor en el dormitorio de la pareja que me parecen bastante objetivas, o que al menos vale la pena que consideres:

• Más conversación. Las parejas casadas y con hijos no tienen precisamente un exceso de oportunidades para hablar con tranquilidad. ¿Por qué regalarle unos minutos a un extraño en forma de caja con imágenes en lugar de compartirlo con tu esposo?

• Más lectura. Sin la rutina de tomar el telemando o control cada vez que te acuestas o te levantas, al menos habrá más probabilidades de que abras un libro o una revista, aunque sea unos minutos.

• Más sexo. A menos que hayas perdido el interés, quizás te motive lo que concluyen las estadísticas: las parejas que tienen televisor en el cuarto tienen relaciones sexuales con la mitad de la frecuencia que aquellas que no lo tienen.

• Menos suciedad y menos gasto de electricidad. Debido a la estática que generan, los televisores atraen polvo. Por otra parte, consumen electricidad incluso cuando están apagados.

• El ejemplo que les das a tus hijos. Si les prohíbes un televisor en su cuarto, lo más probale es que cuando formen una familia hagan lo mismo con sus niños.

Foto: Brand X Pictures

 
 
398
0

¿Televisores en los dormitorios? Nunca me ha cabido la menor duda de que a los niños se les debe dosificar y seleccionar la programación televisiva. Sin negar su función como medio de entretenimiento y cierto valor educacional logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios