image for 10 consejos para ayudar a tu hijo a manejar el dinero

10 consejos para ayudar a tu hijo a manejar el dinero

El dinero es el talón de Aquiles de la mayoría de las familias latinas. Es más, muchas emigran a Estados Unidos tratando de hacer realidad el “sueño americano”. Sin importar cuál sea tu historia, es necesario que enseñes a tu(s) hijo(s) a ahorrar el dinero y sobre todo a manejarlo de forma acertada.

Brittney Castro, embajadora de educación financiera de Chase, te ofrece los mejores consejos para cumplir con una de tus tareas como madre.

¿A qué edad es apropiado que los padres comiencen a enseñar a los hijos hábitos de ahorros? ¿Cuál es la manera correcta de hacerlo?

“Los estudios demuestran que los niños pueden comenzar a aprender los principios del dinero desde que tienen 3 años.

Algunas actividades que puedes comenzar a hacer con tus niños a esta edad es hacer que te ayuden a comprar comida, dándoles unos cuantos dólares, como $2, y dejarlos que ellos paguen la fruta en la caja.

También puedes ayudarlos a aprender cómo dividir el dinero mediante el uso del “sistema de frascos”. Tienen tres frascos: uno para “Ahorros”, uno para “Gastos” y otro para “Regalar.” Cada vez que reciban dinero de cumpleaños o quehaceres, diles que dividan el dinero por igual en los frascos. El dinero en el frasco de Ahorros puede ir para un juguete más grande que deseen, el frasco de Gastos se puede utilizar para las pequeñas cosas, como caramelo o los libros y el tarro de Regalar se puede utilizar para donar o para dar a un amigo o a un pariente.

También puedes enseñarles cómo establecer y guardar para las metas, ayudándoles a averiguar el costo de un juguete más grande que quieren y cuánto tiempo les tomaría para ahorrar, dada la cantidad, $20 por ejemplo”.

¿Por qué es importante que los niños aprendan a ahorrar?

“Es una habilidad de vida importante de aprender, y lo más antes posible que se pueda aprender, mejor. Tú puedes ayudarlos a entender la importancia de ahorrar al hablar con ellos sobre los juguetes que quieren comprar y explicándoles cómo pueden ahorrar su dinero para comprar ese juguete específico. Cuando uno tiene un incentivo asociado al ahorro, se vuelve más fácil ahorrar para lo que realmente quieren más. Esto es cierto, incluso como adultos. Tenemos que saber las cosas exactas para las que estamos ahorrando nuestro dinero con el fin de permanecer motivados a largo plazo”.

¿Por qué enseñar a los niños a manejar un crédito desde temprana edad? ¿Para qué les será útil?

“La encuesta Chase Slate Credit Outlook 2017 reveló que los hispanos tienen un plan a la hora de administrar y mejorar su crédito. Los padres hispanos quieren que sus hijos aprendan de sus propios errores (49 por ciento, comparado con el 45 por ciento de los padres a nivel nacional). Al igual que los padres de los Estados Unidos a nivel nacional, los padres hispanos quieren que sus hijos aprendan sobre el crédito (64 por ciento, comparado con el 62 por ciento de los padres a nivel nacional). Así que la enseñanza de la próxima generación acerca de cómo utilizar el crédito con prudencia los ayudará a empezar con el pie derecho en su vida financiera. Pueden aprender a usar la deuda para invertir inteligentemente en activos que quieren en la vida, como una educación universitaria, un coche, un hogar o un negocio”.

¿Cuáles son los mejores 10 consejos que un padre le puede dar a un hijo en términos de adquirir crédito?

  1. Ayúdalo a entender lo que significa el dinero para ti. Muéstrales cómo construir una relación sana con el dinero, manejándolo sabiamente, hablando del dinero de una manera positiva y usándolo como una herramienta para la vida, una vida que disfrutes.

2. Enséñale la importancia de “la felicidad retrasada”. La idea de tener que esperar para disfrutar de algo es un aspecto clave de la relación con el dinero. Los niños necesitan aprender que no todos los deseos pueden o deben ser instantáneamente satisfechos. Ahorrar para — y trabajar hacia— una meta a menudo hace que tu logro sea más satisfactorio.

3. Explícale que a veces es apropiado pedir dinero prestado. Esto cae bajo la idea de “deuda buena” contra “deuda mala”. Por ejemplo, comprar una casa es una buena deuda, ya que estás ganando un activo que probablemente crecerá en valor al pasar el tiempo. Otras compras como las vacaciones, las cenas finas y los coches costosos pueden ser muy agradables, pero no harán nada para aumentar su valor neto al pasar el tiempo. Si te endeudas para conseguirlos, esto puede herirte financieramente a largo plazo.

4. También hay que enseñarles a los hijos que la deuda es una obligación que no se puede tomar a la ligera. Es una promesa de reembolsar al prestamista, por lo que el incumplimiento de un préstamo de cualquier tipo implica graves repercusiones personales, financieras y legales.

5. Puedes ayudar a los niños a entender cómo funciona una deuda haciéndoles pequeños préstamos a tus hijos para algo que quieren comprar ahora, pero no pueden pagar todavía. Tú puedes determinar los términos del préstamo (la tasa de interés, la cantidad del préstamo y la duración de los pagos) y luego revisar el plan de pago de la deuda con sus hijos cada mes para mostrarles cómo están progresando, contra la cantidad del préstamo adeudado.

6. Siéntate con tus hijos y muéstrales cómo las tarjetas de crédito cobran intereses por los saldos no pagados. Saca tu calculadora y enséñales un saldo de $20 con un interés del 14,99% (APR) cobrado cada mes si se deja sin pagar. Si haces esto después de 12 meses, les puedes demostrar claramente que la compra original de $20 termina costándoles mucho más debido a los intereses cargados.

7. Ayuda a tus hijos adolescentes a solicitar una tarjeta de crédito asegurada y cerciórate de que solo cobren pequeñas cantidades a esta tarjeta, como la gasolina para su coche, para luego pagar el balance por completo cada mes para nunca llevar un saldo. De esta manera están construyendo su historial de crédito, el cual puede ayudarlos a solicitar mayores cantidades de préstamos en el futuro.

8. Repasa lo que es un historial de crédito con tus hijos y explícales los cinco factores que componen el cálculo de su puntuación de crédito. Estos son los cinco factores: historia de pago, cantidad debida total, longitud de historial de crédito, nuevo crédito, tipos de crédito utilizado.

9. Ayuda a tus hijos estudiantes universitarios a aprender sobre los préstamos estudiantiles y las diferencias entre los préstamos universitarios federales y privados.

10. Diviértete con tus hijos en todas las etapas de la enseñanza de los principios de cómo ser prudente con el dinero, y continúa creciendo en tu propia vida financiera también. Sé capaz de divertirte y disfrutar de los retos y éxitos del dinero. Esta será una gran herramienta que podrán utilizar a medida que entran en la edad adulta.

 

Brittney Castro, experta en finanzas y crédito, está certificada como planificadora financiera, CEO de Financially Wise Women y Embajadora de Educación Financiera de Chase. Brittney se especializa en ayudar a las mujeres y a las familias a sacar el máximo provecho de su dinero.

 

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios