image for 15 razones para quedarte soltera

15 razones para quedarte soltera

Y tú, ¿te vas a quedar soltera toda la vida? Esa parece ser la pregunta del millón que nos hacen a nosotras las mujeres después de cierta edad, al ver que los hermanos y hermanas mayores tienen parejas estables y más aun en el caso de las hijas únicas. Las madres quieren nietos, los padres desean ver que un hombre “está a cargo” de su hija y los amigos y hermanos no quieren seguir arrastrando con la solterona a todos los eventos sociales. Este puede que no sea el caso en todas las familias, pero desde la perspectiva tradicional el matrimonio es asumido como el gran objetivo de vida de las mujeres por las culturas hispanas.

Según el U.S. Census Bureau, durante el 2010 un total de 99.6 millones de americanos eran solteros y el 44.9% de esta población mayor de 18 años era principalmente mujeres. Ahora, claro que muchas mujeres no encuentran pareja a pesar de buscarla. Sin embargo, otro grupo ha decidido concentrarse en viajar, trabajar, desarrollar sus distintos talentos, ahorrar dinero y finalmente… han decidido quedarse solteras. Cada una tiene sus opiniones, aspiraciones y posibilidades cuando de las relaciones románticas se trata, estos son algunos puntos a favor de la soltería:

  • Todo lo que está en tu casa es tuyo, claro, a menos que le estés guardando cosas a alguna amiga o aún vivas en casa de tus padres.
  •  Tú decides qué comer, nada de andar acomodando tu dieta vegetariana al carnívoro con quien sales, ni de dejar los dulces porque te miran como ¿en serio te vas a comer ese chocolate?
  • Olvídate de la familia política, no tendrás que soportar sus llamadas y monitoreos constantes, ni se te irá la mitad de tu sueldo en regalos de cumpleaños, Navidad y aniversarios para ellos.
  • Celos, ¿qué es eso? Bien puedes salir a bailar vestida como quieras, tener la cantidad de amigos del sexo opuesto que te plazca y apagar tu celular los fines de semana. Si no hay pareja, tampoco habrá escándalo.
  • Más tiempo para ti, y tus amigos, tus clases de pintura, tu perro, tus siestas, tu obsesión por ver novelas y cualquier otra de las tantas cosas que te hacen inmensamente feliz.
  • Nadie te esculcará, puedes dejar tu celular sin clave, tu facebook abierto y tu agenda sobre la mesa, nadie, excepto tú misma, va a revisarlos.
  • Eres dueña del control, nadie va a decirte que le apagues a tu serie favorita o que estás como grande para ver caricaturas en las mañanas. Si no te gustan los deportes, puedes dejar esos canales fuera de tu paquete de televisión por cable.
  • Tu propio desorden, si eres poco organizada o la madre de la limpieza, es tu lío; finalmente con el único desorden que tendrás que lidiar será con el tuyo.
  • Tu cama es tu dominio, ponte pijama de muñequitos, duerme de lado, ronca, acuéstate con las medias sucias, no tiendas la cama por una semana o ponle sábanas de satín rosa, es tu reino y puedes hacer con él lo que quieras.
  • No eres cocinera particular de nadie, a menos que decidas hacer algo especial para tus amigas, familia o tú misma, de resto pedir de tu restaurante chino favorito o comerte un burrito de congelador puede ser tu opción de cena… permanente.
  • La boda no es un sueño, así te la pinten de manera fantástica los cuentos de hadas, estas ceremonias suelen exigir mucha preparación, inversión económica y estrés. Nadie te asegura al final que vas a durar casada “para toda la vida”.
  • Te demoras lo que quieras, puedes tomarte un baño de horas, contemplarte en el espejo toda la tarde o pintarte las uñas seis veces antes de salir de casa, nadie te va a estar afanando.
  • Olvida el dolor, bueno, no completamente pero no pasarás por la incomodidad de terminar con alguien o el proceso de reconstruir tu corazón partido si te abandonan.
  • El sexo es tu dominio, tenlo con quien quieras, como quieras y cuando quieras. No hay presiones ni expectativas, más allá de las que tú misma te pongas.
  • Quedarse soltera no es un acto de envidia, es más poner primero al ser que más debe importarte: tú misma.

Foto: Hemera

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios