image for 5 formas de volverte a enamorar de tu trabajo

5 formas de volverte a enamorar de tu trabajo

¿Será que me equivoqué de carrera? o ¿por qué no fui médico para ganar más plata? son hipótesis que te has planteado alguna vez en tu vida quizás porque ya tu trabajo no te hace feliz o porque ya NO estás enamorada de lo que haces. ¿Qué debo hacer?

Lo primero es tranquilizarte porque cerca de dos tercios de los trabajadores con profesiones en todo ámbito, desde obreros hasta pilotos o médicos, han sentido alguna vez falta de compromiso e insatisfacción por su labor, revela BBC.

Sabes que ya no estás enamorada de tu trabajo porque te falta iniciativa, practicas el efecto camaleón —te vuelves “invisible” para no ser visto—, tienes bajo rendimiento y calidad, existe aura negativa a tu alrededor y hasta ahora usas con frecuencia la frase “sí, señor(a)”.

Volverte a enamorar de tu trabajo no es misión imposible. A continuación, te damos algunos consejos de expertos para que tu profesión te vuelva a cautivar y que levantarte por las mañanas para ir a la oficina no se vuelva un calvario. ¡Ponlas en práctica!

1. Acepta tu realidad 

Si estás en el punto de que odias el trabajo que alguna vez amaste, ten en cuenta que no es del todo tu culpa. El psicólogo estadounidense Paul White explica que el problema está en que la sociedad ha creado una especie de trabajo ideal, pero en el camino te das cuenta de que todo aquello no existe y te desencantas porque son pocos los trabajos que requieren toda tu energía creativa.

“La gente comienza a trabajar y cree que va a salvar el mundo de una vez con sus ideas para solucionar los problemas. Pero la realidad es que no todos los puestos necesitan toda la energía creativa del empleado. Para ello, lo primero que tienes que hacer es aceptarlo, considera que tus expectativas son muy altas para la posición que ocupas y trata de adecuarlas a las funciones concretas de tu trabajo”, recomienda.

2. Pregúntate, ¿por qué estoy aquí? 

No creas que te vas a volver a enamorar de tu trabajo de la noche a la mañana, pero analiza qué cosas de ese trabajo sacan la mejor versión de ti, entre ellas una sonrisa de satisfacción. Al hacerlo, dice Scott Eblin, autor de Overworked and Overwhelmed: The Mindfulness Alternative (“Abrumado y con exceso de trabajo: la alternativa de la plena conciencia”) te ayudará a retomar cuáles son esas áreas de trabajo que te motivan, y a partir de ahí te das cuenta de qué ajustes debes hacer para encontrarles sentido a tus tareas y convencerte de que tienes que quedarte ahí.

3. Atrévete a correr riesgos

No hablamos de que corras a darle a tu jefe tu carta de renuncia, pero sí que hagas pequeños cambios. Por ejemplo, trabaja fuera de la oficina si tus responsabilidades se ajustan a ello, habla con tu jefe y que te dé la oportunidad de trabajar desde casa un día a la semana o hasta sal más temprano el viernes. Son pequeños ajustes que marcan la diferencia y que te ayudan a volverle a encontrar el sentido a tu vida profesional.

Lee más
thumbnail of feature post
6 formas de ganar dinero extra sin necesidad de renunciar a tu trabajo
 

 

4. Habla con tu jefe

A veces temes que si hablas con él o ella de tu falta de motivación te despidan, pero lo cierto es que si eres proactiva ganas más que quedándote callada. Los buenos jefes antes de juzgarte te harán sentir involucrada en el trabajo porque en la mayoría de los casos los líderes no están al tanto de qué empleados están insatisfechos.

Thomas Clavard, profesor de recursos humanos de la Universidad de Edimburgo, asegura que una conversación con tu superior es parte de la solución. Al ser sincera, decir lo que sientes hará que ambos encuentren una solución al problema.

Cuida muy bien la forma en que diriges tu conversación porque puede convertirse en tu enemigo, pero también en tu aliado.

5. Concéntrate en un ascenso 

Quizás ya tu etapa en el puesto actual acabó y necesitas enfocarte en nuevos retos. Considerar buscar un nuevo empleo o subir de puesto en la empresas en que estás no es una mala idea y ayuda a retomar tu amor por tu trabajo porque tienes un objetivo específico que alcanzar, dice Cheat Sheet.

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios