157
0

No pienses en grande Vivimos en una cultura en la que todo nos alienta a pensar “en grande”. La enorme casa, el fabuloso auto, la gran promoción… Estos son los medidores del éxito para muchas personas. Sin logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for No pienses en grande

No pienses en grande

Vivimos en una cultura en la que todo nos alienta a pensar “en grande”. La enorme casa, el fabuloso auto, la gran promoción… Estos son los medidores del éxito para muchas personas. Sin embargo, pocos te aconsejan que pienses “en pequeño”; en que a veces no hay que ser el más ni el mejor, porque basta con detenerse un momento a saborear las cosas aparentemente pequeñas de la vida. Esas cosas sencillas, que –en medio de nuestro corre-corre diario- esperan pacientemente, con callada dignidad, a que reparemos en ellas. El árbol que vemos al pasar a toda velocidad en el auto, con sus raíces centenarias, hogar de pájaros y fuente de oxígeno; la voz de un ser querido para preguntarnos cómo estamos; la calidez de un día de sol.

Quizás estas cosas no “brillan” con glamour ni acaparan los titulares de los diarios, pero son las que hacen nuestro día a día; si no nos detenemos a saborearlas, nos perdemos una gran parte de nuestra vida corriendo siempre hacia lo más grande y mejor.

Como dijo la gran pintora norteamericana Georgia O’Keeffe, “toma mucho tiempo realmente ver una flor”. Esa obra de arte de la naturaleza es más intrincada y maravillosa de lo que aparenta a simple vista. No te la pierdas. Detente hoy a celebrar las pequeñas grandes cosas de la vida.

 

Foto: Jupiterimages

 
 
157
0

No pienses en grande Vivimos en una cultura en la que todo nos alienta a pensar “en grande”. La enorme casa, el fabuloso auto, la gran promoción… Estos son los medidores del éxito para muchas personas. Sin logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios