imagen anuncio
 
 
image for Ahorro: cómo elegir una tarjeta telefónica prepagada

Ahorro: cómo elegir una tarjeta telefónica prepagada

Algunas tarjetas ocultan cargos que finalmente reducen el número de minutos. Aprender a escoger la adecuada te ayuda a ahorrar.

Cuando se trata de tarjetas telefónicas prepagadas, cada minuto cuenta.

Es por eso que el Gobierno toma medidas para asegurarse de que las compañías que las venden cumplan con los minutos que prometen y que además den a conocer claramente los cargos que resultan en la reducción de minutos disponibles para hacer llamadas, permitiéndote ahorrar minutos y dinero.

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés) recientemente tomó acción en contra de una compañía de Nueva Jersey llamada Millenium Telecard Inc. que vendía tarjetas con nombres como “Africa Magic”, “Viva Ecuador” y “Hola Amigo”.

La FTC analizó las tarjetas y descubrió que en promedio cumplían con menos de la mitad de los minutos que prometían. La agencia solicitó y obtuvo una orden judicial para que la compañía dejara temporalmente de promocionar su publicidad engañosa.

La mejor forma de evitar estos tipos de fraude y lograr ahorrar minutos y dinero es conociendo algunas cosas sencillas sobre las tarjetas prepagadas, incluyendo los cargos que disminuyen su valor. Abajo se ofrece información sobre algunos de estos cargos así como instrucciones para presentar una queja en caso de que las tarjetas no cumplan con lo prometido.

Cargos que disminuyen el valor de la tarjeta

Las tarjetas telefónicas prepagadas son prácticas para quienes no tienen planes de larga distancia con una compañía de teléfono móvil o de casa, o que prefieren pagar estos servicios por adelantado. Los precios de las tarjetas pueden variar entre $2 y 20 dólares, y los minutos dependen de la tarifa de larga distancia.

La mejor manera de utilizar estas tarjetas es conocer exactamente lo que uno está comprando. Para ello se recomienda leer detalladamente la letra chica y estar consciente de algunos de los cargos más comunes que pueden resultar en la disminución del valor de la tarjeta, incluyendo:

  • Cargos por finalizar una llamada
  • Cargos de mantenimiento después de haber activado la tarjeta
  • Cargos por utilizar la tarjeta desde un teléfono público
  • Cargos por hacer llamadas a teléfonos móviles

No todas las tarjetas tienen estos cargos. Por lo tanto es recomendable buscar otra tarjeta en caso de no estar de acuerdo con las tarifas.

Consejos para elegir una tarjeta prepagada

Existe una gran variedad de tarjetas prepagadas, algunas ya establecidas en el mercado y otras nuevas. Los siguientes consejos ayudarán a los consumidores a elegir una tarjeta inteligentemente:

  • Preguntar a parientes o amigos sobre sus experiencias con tarjetas prepagadas para saber cuáles son las más confiables
  • Probar tarjetas desconocidas comprando primero una de poco valor, por ejemplo una de $2 dólares, para ver si cumplen con los minutos prometidos y si no tienen cargos excesivos
  • Asegurarse de que la tarjeta tenga una línea de servicio al cliente que sea gratuita y que además funcione
  • Procurar tarjetas cuyos minutos no expiran

Cómo presentar una queja

Las tiendas no son responsables por los servicios que proveen las tarjetas telefónicas prepagadas. Sin embargo, tienen la responsabilidad de no promocionarlas si saben que no cumplen con lo que prometen.

Los consumidores que han sido víctimas de fraude pueden presentar una queja con la Comisión Federal de Comercio. La manera más fácil y rápida es llenando un formulario electrónico en su página de Internet. Sin embargo, también se puede presentar una queja por teléfono al (877) 382-4357 (oprimir el número 2 para información en español).

Para aprender más sobre temas relacionados al consumidor visita GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los Estados Unidos en español y parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU.

Fuente: GobiernoUSA.gov/ Contenido Latino

Foto: iStockImages

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios