image for Cómo saber si eres una mujer madura

Cómo saber si eres una mujer madura

Una mujer madura es símbolo de respeto y confianza. Con el pasar de los años nos vamos dando cuenta de que a veces los conceptos y las prioridades cambian. La madurez llega con el pasar del tiempo y las experiencias adquiridas en la vida. Una mujer madura es una mujer que ha vivido lo suficiente como para saber qué quiere y tener seguridad en sí misma.

Sabes si eres una mujer madura si:

1. No hay dudas de quién eres, has vivido y aprendido al punto de saber qué cosas te llenan de felicidad y qué cosas te hacen llorar o enfadar, sabes cuál es tu esencia y no tienes miedo a disfrutarla y a compartirla con el mundo.

2. No le temes al rechazo, sabes que estás bien siendo quien eres. No importa si estás en una relación de pareja o no; al tener madurez, tienes la confianza de tener amor propio y eso permite que el rechazo sea algo que solo afecte a los que no tienen autoestima. Una mujer madura no se preocupa por su autoestima ya que tiene amor propio.

3. A veces prefieres estar sola, estar en tu propia compañía es bueno cuando estás cómoda en tu propia piel y no dudas quién eres, ni tienes miedos. La madurez hace que al conocerte a ti misma, olvides los miedos y entres en un proceso de aceptación personal en el que no te molesta estar contigo misma.

4. Dedicas tiempo a estudiar lo que te gusta, asimismo en tu propia compañía aprendes que las personas necesitan tiempo y espacio para desarrollar habilidades y talentos, una mujer madura dedica tiempo a aquello que la hace feliz, que cree le hace falta para mantenerse ocupada y/o la ayuda a liberar el estrés.

5. Enfrentas los problemas de manera calmada. Has vivido lo suficiente como para decidir de qué manera enfrentar las cosas. La experiencia de la vida te sonríe al enfrentar situaciones difíciles.

6. No estás pendiente de las opiniones externas. Lo que digan los demás ya no importa. La madurez trae una consciencia individual y no colectiva.

Lee más
test
thumbnail of feature post
¿Qué tan bien está tu autoestima?
 

7. Sabes lo que te gusta, ya que has desarrollado tus gustos, tus deseos, sabes qué cosas te agradan y qué no y así mismo buscas llegar a adquirir lo que quieres y las cosas que te agradan, alejándote de todo aquello que te quita la energía para conseguirlo. La madurez te enseña a distinguir entre lo que es relevante y lo que realmente no importa.

8. Puedes dar consejos. Con la experiencia puedes hablar de lo vivido. Una mujer madura puede analizar las cosas de manera diferente. La capacidad racional y analítica se expande y por eso puede ser una fuente de consejos para otros que no han vivido tanto o que aún no alcanzan ese nivel de capacidad intelectual y emocional. De la misma manera no creas drama por nada y entiendes que cada cosa tiene su lugar y su propósito.

9. Has tenido una trayectoria profesional, has hecho tu carrera y conoces como experta tu área de trabajo y cómo ser excelente en lo que sea que haces. La madurez también trae un sentido de responsabilidad que se refleja en el compromiso con otros y en la fuerza laboral.

10. Recibes preguntas de otros y te piden ayuda u opinión. La madurez es sinónimo de sabiduría y así es percibida por muchos, así que no te sorprenda que si eres una persona madura, otros te pidan consejo para tomar sus decisiones porque ellos aún no han llegado a donde tú estás.

 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios