image for Trucos sencillos para vencer el jet lag lo antes posible

Trucos sencillos para vencer el jet lag lo antes posible

¿Vas a viajar a un país con horario muy diferente al tuyo? Si es así, prepárate porque tendrás que lidiar con el jet lag.

El jet lag, también conocido como ‘trastorno de desfase horario’, es el desajuste que tu cuerpo sufre cuando viajas a través de diversos husos horarios. ¿Te suena familiar? Si eres una chica viajera seguramente ya lo has experimentado.

Desajuste de sueño, fatiga diurna y problemas estomacales son algunos de los síntomas que se presentan cuando tenemos jet lag. Es importante saber que por cada zona horaria que cruces, a tu cuerpo le tomará en promedio un día en ajustarse. Por ejemplo, si viajas de Nueva York a España, tendrán que pasar seis días para que tu cuerpo se adapte al nuevo horario.

Si para tu próximo viaje deseas que tu jet lag sea menos intenso, aquí te nombramos algunas recomendaciones que puedes seguir para que tu cuerpo se ajuste más rápido.

Prepárate antes de viajar

No esperes a llegar a tu destino para que tu cuerpo cambie su ciclo; mejor, intenta cambiar paulatinamente tus horarios de comida y sueño desde antes de viajar. Así, tu cuerpo no resentirá el cambio en demasía una vez que inicies tu viaje.

Mantente hidratada

Desde el momento en que vayas a tomar tu vuelo, y durante todo tu viaje, procura beber agua y mantenerte hidratada en todo momento. De lo contrario, síntomas como dolores de cabeza o malestares estomacales pueden acentuarse y hacer de tu viaje una mala experiencia. ¡Ah! Y mientras vuelas, aléjate del café y del alcohol.

Viaja con ropa cómoda

Esto, aunque no influya directamente con el jet lag, puede ayudarte a pasar un vuelo más placentero, lo que te permite descansar mientras vuelas. Procura llevar ropa y calzado cómodo para que las largas horas en el avión no te pongan de mal humor. Así, llegarás a tu destino con ganas de explorar y no con ganas de meterte en la cama.

Inicia con el horario de tu destino

Si llegas a tu destino a las 9 p.m. recuerda cenar (aunque para ti sea hora de desayuno); así tu cuerpo sabrá el horario que deberá seguir desde ese momento en adelante.

No tomes siestas

Si llegas a tu destino por la mañana, y para ti es hora de dormir, quizá suene muy tentador tomar una pequeña siesta para reponerte del cansancio; sin embargo, lo más recomendable es no hacerlo y aguantar hasta que sea la hora de dormir en el país que visitas. Así, será más fácil ajustar tu ciclo de sueño y te sentirás mejor al día siguiente.

Cuida tu rostro

Cuando no duermes bien se nota, y más en tu rostro. Por ello te recomendamos cargar contigo algunas mascarillas hidratantes y crema relajante de ojos para que al finalizar tu día de exploración consientas un poquito a tu piel. Así, evitarás que sufra demasiados estragos por el cambio de horario.

 
Getty
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios