0

Con las faldas bien puestas: mujeres fuertes Atrás quedaron los días en que las mujeres eran vistas como procreadoras y objetos de decoración (o de deseo). A taconazo limpio las mujeres nos hemos ido abriendo espacios en las aulas logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Con las faldas bien puestas: mujeres fuertes

Con las faldas bien puestas: mujeres fuertes

Atrás quedaron los días en que las mujeres eran vistas como procreadoras y objetos de decoración (o de deseo). A “taconazo” limpio las mujeres nos hemos ido abriendo espacios en las aulas académicas, en los ámbitos profesionales y hasta en las relaciones sentimentales, cada vez es más normal la imagen de una mujer mayor saliendo con un hombre mucho más joven que ella. Tal vez la mayoría del mundo no esté completamente listo para manejar una Samantha Jones (Sex and the City) pero si sientes el llamado, es hora de dejar salir a tu mujer fuerte.

Una mujer fuerte, alfa, tiene todas las de ganar en la sociedad moderna: es sociable, admirada, poderosa, inteligente, sobresaliente, divertida, segura de sí misma y sobresaliente en los campos en que se lo propone. No se trata de que te vuelvas una mandona o una versión en falda de un hombre, pero sí de utilizar para tu beneficio (y el de tus causas) toda la energía y creatividad que has estado reprimiendo.

El camino puede no ser el más sencillo, pero nada que vale la pena lo es. He aquí un par de consejos para comenzar con tu papel de mujer fuerte:

Charla contigo misma: como ser humano que eres tienes tus miedos, falencias y debilidades, eso no significa que el mundo entero deba saberlos. Conversa contigo y déjate bien en claro cuál es tu meta. No te desanimes, recuerda que aunque no todo te salga como planeas, si persistes lo alcanzarás.

“Ocupa” tu agenda: bien sea que logres llenar tu agenda de compromisos (crea un equilibrio entre el estudio, trabajo y vida social) o debas fingir de vez en cuando estar ocupada, y pasar una noche en casa viendo tus películas favoritas, hazte la importante. Nada produce más deseo que aquello que no se puede tener.

Mantén tu foco: olvídate de los cuentos de hadas donde la princesa cumplía su destino al encontrar al príncipe de sus sueños. Seguro, todas queremos amor, pero príncipe o no, debes caminar a paso seguro y decidido en la dirección que te propongas. Una figura esbelta, un nuevo guardarropas, un viaje por Europa, aprender otro idioma, sea cual sea tu objetivo, mantenlo.

Despégate del teléfono: llamadas, mensajes de texto, Facebook, Twitter, correo electrónico… Si tu “mundo entero” está en la palma de tu mano, eso no significa que debas responder a todos los mensajes o llamadas inmediatamente. De igual forma dale a tu vida algo de misterio y solo publica lo necesario en las redes sociales, no le des excusas al mundo para que trate de hallar tus debilidades.

 
Foto: iStockphoto
 
0

Con las faldas bien puestas: mujeres fuertes Atrás quedaron los días en que las mujeres eran vistas como procreadoras y objetos de decoración (o de deseo). A taconazo limpio las mujeres nos hemos ido abriendo espacios en las aulas logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios