image for 9 cosas que las personas inteligentes JAMÁS comparten en su trabajo

9 cosas que las personas inteligentes JAMÁS comparten en su trabajo

¿Cómo saber si soy una persona muy inteligente? ¡Ok! Diversos estudios han identificado algunos hábitos que suelen seguir las personas inteligentes y exitosas. Y por supuesto que también algunas otras que prefieren no revelar en su trabajo.

Primero hablaremos de esas características tan particulares. Por ejemplo, si eres una mujer con una inteligencia por encima del promedio, sigues patrones como no fumar, haces muchas preguntas, conoces muy bien lo que debes comer para aprovechar al máximo tu cerebro (avena, chocolate, frutos secos y té), eres capaz de trabajar con los auriculares encendidos, amas la música, eres de contextura delgada y no tienes problema con ser desordenada con tus cosas, al menos así lo revela en uno de sus artículos el diario Gestión, sitio especializado en negocios y economía.

Ahora bien, ¿qué cosas no comparten las personas inteligentes con sus compañeros de trabajo? Travis Bradberry, coach emocional, publicó en su cuenta en LinkedIn algunos de los datos que este tipo de personas JAMÁS comparten en la oficina. ¡Quizás te identifiques!

1.El color político: Son de las personas que prefieren dejar en secreto su inclinación política fuera de la empresa, pues así impiden que los desacuerdos alteren la percepción que tienen sobre ellos. Y además, creen que tener una discusión con otro resulta ser un insulto para ellos.

Su forma de actuar es abierta. Respetan los pensamientos y opiniones de sus colegas, pero no entran en discusiones innecesarias. Al final, ¿qué ganan tratando de defender su color político? Ni tendrán un ascenso en su trabajo ni mucho menos ganarán dinero. Lo único que pasarían es un mal rato y, no les interesa.

2. No ponen en mal a su compañero: Aunque siempre encontrarán personas con bajo rendimiento laboral o que resultan ser una piedra en el zapato; sin embargo, como no tienen el poder necesario para echarles una mano, prefieren evitar decir que son incompetentes.

Al no expresarlo saben que no son del tipo de gente que para esconder su inseguridad y mal trabajo dejan en mal a otros.

3. Su salario: Es un monto que no darán tan fácilmente. Las malas vibras y envidias no se harán esperar, por lo que prefieren mantenerlo en secreto. ¡Muy inteligentes!

4. Lo que les incomoda de sus labores: Saben que su jefe es lo último que querrá escuchar salir de su boca. Tienen claro lo agradecidos que están por la oportunidad y confianza. De hacerlo quedarán como una persona negativa y desmotivada. Y recuerdan todos los días que en la calle existen personas entusiastas con ganas de ocupar su puesto.

5. Alardear de ser el “mejor” en la cama: Su vida privada no se transporta a su silla de oficina ni mucho menos a las conversaciones entre amigos del trabajo, pues podría incomodar a más de uno. En todo caso saben que la única persona que tiene el derecho de confirmar que es el mejor amante es su pareja.

6. Divulgar lo que cree que sus compañeros hacen en su vida íntima: Simplemente sus pensamientos no se ventilan y lo que los demás hagan en horas no laborales no les incumbe.

Lee más
thumbnail of feature post
10 negocios que puedes comenzar sin necesidad de mucho dinero
 

7. Revelar su pasado: La loquera de la adolescencia quedó en el pasado. Aquellos días en los que llegaban a las 5 a.m. o que salían con más de una chica a la vez quedó en los recuerdos. Jamás quieren que sus decisiones estúpidas los dejen en mal.

8. “Busco un nuevo empleo”: No lo hacen a menos que sea un hecho, de lo contrario están conscientes de que su puesto “cuelga” de un hilo. De igual forma si buscan una nueva oportunidad por un mejor salario o avance en sus carreras.

9. “Escaparse” de las tareas: Aunque su puesto no lo describe, asume las obligaciones con entusiasmo. Una vez logradas, se reúne con el jefe y las discute.

 

 

 

 

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios