image for Dando gracias, graciosamente

Dando gracias, graciosamente

¿Cuándo fue la última vez que escribiste una nota de agradecimiento? Es una tradición perdida que creo que debe ser retomada. A todos les gustan ser apreciados y en estos tiempos una carta escrita a mano no se pasa por alto fácilmente. Puede que parezcas pretenciosa al principio; pero si adquieres el hábito, estas correspondencias pueden ser muy agradables. Es posible que inicies una tendencia en tu círculo y puede que tú también recibas una carta a mano de un amigo.
Vete a la tienda de papelería. Yo, literalmente, puedo pasar horas allí. Compra un juego de cartas y sobres. Si tienes que ir a comprar una tarjeta cada vez que deseas enviar una nota de agradecimiento, estarás menos dispuesta a hacerlo.
Encuentra un conjunto que diga algo acerca de ti. Puede ser algo tan simple como tu monograma o tu color favorito. Pero esta es la oportunidad perfecta de personalizar.
¿Qué merece una nota de agradecimiento? Aparte de algunos casos en los negocios (como una entrevista de trabajo o una presentación de un contacto importante) hay momentos apropiados en tu vida personal también. Si alguien hace un favor especial para ti, te recibe como un huésped en su casa o te da un regalo, debe recibir un agradecimiento por su generosidad.

 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios