image for Demasiadas tareas escolares

Demasiadas tareas escolares

Como cualquier padre preocupado por el éxito académico de sus hijos, me mantengo al tanto de todas las cuestiones relacionadas con la escuela, las asignaturas, las actividades disponibles y todo lo que pueda contribuir a mejorar el rendimiento, reflejado en las notas a falta de un parámetro más eficaz, y el aprendizaje en general. Estoy contenta con el distrito escolar que nos corresponde y no tiendo a ser, como algunas personas que conozco, hipercrítica con los maestros o el sistema.

Una de las pocas cosas que he llegado a cuestionarme es el volumen y la complejidad de las tareas que le asignan a mi hija. En ocasiones, cuando no la veo rodeada y abrumada por los libros, mi lado sobreprotector toma las riendas y me lleva a pensar si no tendrá demasiados deberes. Existe la opinión de que después de pasar tantas horas en la escuela no deberían traer tanto trabajo a la casa, y que la solución debería ser aprovechar más el tiempo. Según el libro de Harrison Cooper, The Battle Over Homework: Common Ground for Administrators, Teachers, and Parents, los niños deberían ser asignados más o menos 10 minutos de tareas por su grado. Es decir, un niño en primer grado tendría 10 minutos de deberes, mientras uno en quinto grado tendría 50 minutos.

Otras personas están convencidas de que cuando el grado de complejidad de las tareas es demasiado alto, los alumnos son incapaces de hacerlas y son los padres quienes terminan haciéndose cargo. El extremo opuesto son los padres que optan por no ayudar a los niños con sus deberes escolares, argumentando que es lo mejor para el desarrollo de su independencia. Por otra parte, también he escuchado padres quejarse de que a sus hijos no les ponen suficientes tareas.

¿Cómo determinar cuánto es mucho? ¿Cuánto tiempo le deben dedicar los niños a los deberes en el hogar? Yo no estoy en contra de que los niños dediquen un tiempo y esfuerzo moderado a repasar lo aprendido en la escuela, ya sea a través de los ejercicios o las lecturas, y tampoco me opongo a la participación limitada de los padres, orientándolos y ayudándolos. En Internet puedes encontrar muchos consejos para lidiar con situaciones relacionadas con las tareas de los niños, y existen sitios que sirven de apoyo para realizar las tareas, así como la posibilidad de recibir los servicios de tutores por esa vía.

Si te parece que tus hijos están sobrecargados de tareas y no encuentras manera ni tiempo suficiente para salir del atolladero (o incluso si crees que necesita más obligaciones), lo más recomendable es que te comuniques con sus maestros para que te orienten y tomen juntos una decisión.

 

Foto: iStockphoto

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios