image for Descubre qué revela sobre tu personalidad tu postura al sentarte

Descubre qué revela sobre tu personalidad tu postura al sentarte

Aunque la mayoría de las veces las personas ponen más atención a tu lenguaje verbal, lo cierto es que el no verbal es capaz de dejar al descubierto mucho de tu personalidad. Tan importante es, que te parecerá curioso saber que representa el 93% de la información que deseas transmitir contra un 7% que determina lo que hablas, asegura el Dr. Albert Mehrabian, del UCLA College.

De acuerdo con esta investigación, nos daremos a la tarea de explicarte lo que dice tu forma de sentarte mientras esperas tu próximo vuelo, durante una cita con un posible novio, en una entrevista de trabajo o cuando te invitan a una fiesta un viernes por la noche.

Inclinada con las piernas cruzadas

Es una postura sumamente relajada y natural, en la que tus hombros y manos están en una posición cómoda, lo que significa que te encuentras a gusto en el lugar donde estás. Cuando la adoptas, es porque eres una mujer tranquila y relajada, pero esas características no quieren decir que eres una persona que baja la guardia.

Acaparas todo el sofá

Cuando ocupas tanto espacio para estar cómoda, es una forma de marcar tu territorio y dejar claro que eres una persona dominante y a la vez sumamente sociable, alegre y divertida. Eres propensa a transmitir que actualmente tu pareja te tiene satisfecha en el aspecto sexual.

via GIPHY

Acurrucada

Para ser más gráfica, es similar a la tan conocida posición fetal. Esto significa que estás tan contenta como un bebé y que a pesar de que tus días son algo estresantes, tienes la capacidad de lidiar con ellos de forma calmada. Si frecuentemente adoptas esta forma al sentarte, es porque eres propensa a tener éxito en las relaciones de pareja, en el trabajo y en todo lo que emprendes.

Estilo Rose en el Titanic, mientras Jack la dibujaba 

Consiste en estirarte al máximo y adoptar una posición similar a cuando duermes.

“Revela que te gusta relajarte y sacarle el máximo provecho a tu tiempo libre, aunque es muy posible que no te guste tanto tu trabajo actual, por lo que buscas desestresarte y relajarte al máximo”, explica Robert Phipps, experto en lenguaje no verbal.

via GIPHY

Espalda recta y al borde de la silla

¡Es formal y cohibido! Al no estar totalmente inclinada hacia el respaldar de la silla, no estás relajada y los músculos no descansan. Si la usas con regularidad, es porque no te gusta asumir riesgos o podrías sentirte menos exitosa en tu carrera. Sin embargo, no todo es tan malo. Phipps cree que eres una mujer que se siente feliz con su pareja y que ama con todo su corazón el lugar donde vive.

Buda

¿Cuál es esa? Cuando colocas tu espalda recta, hombros abiertos y pecho hacia afuera, lo que refleja tranquilidad, felicidad y confianza en sí misma. Si te sientas de forma frecuente en la posición de buda, otras personas tendrán una percepción de ti como una mujer activa, arriesgada y con una vida sexual activa, aunque sí con ingresos menores, afirma la investigación. ¿Y quién dice que el dinero todo lo compra?

Con las piernas abiertas

Revela que tienes mucha confianza en ti misma. Además, el estudio determinó que eres obsesiva con tu trabajo, lo que significa que no dedicas tanto tiempo a tu vida personal. Phipps descubrió que este tipo de personas tienen mayores ingresos económicos, son talentosos y quieren vivir su vida al máximo.

via GIPHY

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios