image for Después de la entrevista de trabajo, ¿qué debo hacer?

Después de la entrevista de trabajo, ¿qué debo hacer?

“El éxito no es para siempre y el fracaso no es el final, lo que cuenta es el valor de seguir adelante”.

Por fin te llegó la oportunidad de entrevistarte para el puesto que tanto deseas. Estás segura  de que has seguido todos los consejos que te hemos sugerido en artículos anteriores sobre cómo prepararte para una entrevista de trabajo. Te sientes lista para causar una buena impresión.

Llega el día, te presentas a la entrevista, termina la entrevista y, ¿ahora qué? Mucho se ha escrito de cómo conducirte antes y durante una entrevista de trabajo. Existe mucha información de los elementos que necesitas para que este encuentro con tu entrevistador traiga los resultados que deseas, pero ¿después qué?

El después de una entrevista es tan importante como el antes y el durante, porque con esto es que concluyes la primera fase del proceso de convencer al reclutador de que eres la candidata perfecta para la posición. Una vez terminada la entrevista no es recomendable alargar la despedida. Sin embargo, puedes preguntar cuál es el plazo previsto para llenar la vacante. Esto te puede dar una idea del tiempo de espera.

Son pocas las empresas que llaman o notifican que no se te ha escogido para el puesto, por esto, si no tienes el dato anterior se recomienda esperar de una semana a 10 días para llamar y pedir información sobre el proceso de elección.

 Algunos puntos importantes que debes considerar después de tu entrevista:  

  • Anota los nombres y puestos de las personas que te entrevistaron. Puedes tomar sus tarjetas de presentación o anotar sus datos.
  • Realiza un autoanálisis de tus respuestas y tu comportamiento durante el proceso, esto te ayudará a reconocer lo que  puedes mejorar y recordar los aciertos para futuras entrevistas. Estas notas te facilitarán el redactar la carta de agradecimiento.
  • En un periodo de 24 horas debes enviar una carta de agradecimiento a la persona que te entrevistó. Si es más de una persona, cada carta debe ser dirigida personalmente y preferiblemente con algún dato de la entrevista por el que ellos te puedan identificar. Recuerda, en estos procesos se entrevistan varios candidatos y no es fácil identificarlos a todos por su nombre.

  La carta de agradecimiento.    

  • Este es un recurso muy importante para concluir  esta primera fase del proceso. Todas las personas involucradas en tu entrevista deben recibir una carta de agradecimiento por separado, personalizada, cordial y breve, que no exceda una página. En estos tiempos es aceptable enviarla por correo electrónico.
  • Esta es una buena oportunidad para mencionar algún dato relacionado con la conversación en el que no hayas podido abundar. Así les demuestras que no sólo estuviste atenta sino que pensaste en el asunto y te preocupaste por encontrar una solución.
  • Demuestra entusiasmo e interés por el puesto y la empresa. Aprovecha para mencionarles el porqué eres la candidata perfecta para la posición.
  • Reitera tu experiencia; si te mencionaron las necesidades de la empresa, menciona algunas posibles soluciones.
  • Destaca tus éxitos. Si conoces las características ideales que buscan, aquí les puedes recordar que reúnes las cualidades necesarias.
  • Revisa y asegúrate de que la carta está escrita profesionalmente, sin errores ortográficos ni gramaticales.

Si sigues estas sugerencias, espera, confiada en que hiciste un buen papel. Lamentablemente no siempre se obtiene el trabajo, esto puede ser por diversas razones que a veces no tienen que ver con tu ejecución. De todos modos, debes reconocer que cada entrevista es una nueva experiencia que te ayudará a hacerlo mejor la próxima vez.

No consideres como un fracaso no obtener el empleo para el que te entrevistaron, acéptalo como parte de tu aprendizaje para futuras oportunidades. Vuelve a intentarlo.

Foto: iStockphoto

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios