370
0

Dinero y carrera: “Qué dicen los hombres” Jean PaulQue se quede en la casa y cocine, para eso trabajo yo.Desde mi punto de vista esto ya no existe, hoy en día la mujer es muy independiente y en bastantes casos ¡muchísimo más exitosa que logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Dinero y carrera: “Qué dicen los hombres”

Dinero y carrera: “Qué dicen los hombres”

Jean Paul

Que se quede en la casa y cocine, para eso trabajo yo.
Desde mi punto de vista esto ya no existe, hoy en día la mujer es muy independiente y en bastantes casos ¡muchísimo más exitosa que el hombre!
¡Trabajamos ambos, cocinamos ambos!

Estoy corto de dinero, le voy a pedir prestado a ella que para eso es mi pareja
Cuando estás corto de dinero, tu pareja debe ser la última opción, en lo personal para mí es realmente incómodo.


Cuenta bancaria conjunta con ella.
¿Por qué no?

Resulta que ahora ella gana más que yo.
¡Nice! Ella no es mi competencia, ¡es mi amor!

A la dichosa le gusta gastar pero no trabajar.
Nosotros llamamos a eso marrano… ¡Y yo marrano no soy!

Rubén

Que se quede en la casa y cocine, para eso trabajo yo.
La pregunta es machista.
Si hablamos de un matrimonio, es demasiado egoísta mantener a la mujer en casa dedicada únicamente a las labores del hogar.
Es más importante que realice actividades ajenas a las de la casa, para su desarrollo y crecimiento como mujer.
Si se trata de una pareja en convivencia, la respuesta es igual, como novios no aplica.

Estoy corto de dinero, le voy a pedir prestado a ella que para eso es mi pareja.
La situación de los dineros es muy delicada, siempre acarrea malentendidos, disgustos, malestar, especialmente si no existe el vínculo matrimonial.
En el caso de pareja o novia, el hecho de mantener una relación sentimental no implica la obligación a la mujer de exonerar al hombre de sus responsabilidades financieras. Ni en caso extremo. Una actitud así por parte del hombre no augura un sano porvenir a la pareja.
En el matrimonio, la situación  jurídica hace la situación diferente. Ambos están en el mismo barco y entre los dos deben encarar la situación, sin el “por eso es mi pareja”, es pareja por amor, por convivencia, por tolerancia y un proyecto de vida común.

Cuenta bancaria conjunta con ella.
Casados, sin objeción. En otro tipo de relación no viene al caso.

Resulta que ahora ella gana más que yo.
Todos tenemos épocas buenas, otras regulares y algunas rachas malas.
Qué bueno que en la relación-matrimonio uno de los dos esté para apoyar al otro.
Y también es válida para las relaciones de convivencia y hasta en los noviazgos.

A la dichosa le gusta gastar pero no trabajar.
Esto es un indicativo de irresponsabilidad.
Es poco fiable una mujer con esa característica, nos está diciendo:”Te quiero por tu dinero”.

Lalo

Que se quede en la casa y cocine, para eso trabajo yo.
Siglo XIX.

Estoy corto de dinero, le voy a pedir prestado a ella que para eso es mi pareja
A ella o al que sea que necesite que me preste, da igual

Cuenta bancaria conjunta con ella.
Mmmm…. ¿cuenta conjunta? Solo en una relación ya sólida en la que se compartan gastos de convivencia o un proyecto en común, y pienso que esta cuenta tiene que ser separada de la personal de cada uno, solo para gastos comunes y con un aporte balanceado de las dos partes. 
Pienso que para el desarrollo de una relación sana, los individuos involucrados deben siempre permanecer independientes y autosuficientes, así su interacción siempre se basará en las “ganas” y no en la “necesidad” y dependencia, como le pasó a muchas de nuestras mamás y abuelas, que por esa dependencia fue que aguantaron como “santas” tantos abusos por parte de sus maridos.

Resulta que ahora ella gana más que yo.
!Yuuuuu juuuuu!!! Qué bien.

A la dichosa le gusta gastar pero no trabajar.
No me interesan los parásitos… o ¡parásitas!!

Robin

Que se quede en la casa y cocine, para eso trabajo yo.
Pues sé cocinar, limpiar y me gusta trabajar…o sea, que una mujer deberá de hacer o poder hacer lo mismo sin ningún inconveniente. He vivido con alguien que con pereza y ayuda gubernamental no hace nada. Y uno al estar trabajando y al ver eso, pues claro… qué pereza tener una mujer así. La mujer para mí debería de estar en casa cuando hay hijos de por medio por cuidar, pero de resto debería estar haciendo lo mismo que uno.

Estoy corto de dinero, le voy a pedir prestado a ella que para eso es mi pareja.
La pareja, eso quiere decir lo mío puede ser tuyo y lo tuyo puede ser mío. He pedido prestado y lo he pagado… para eso son las relaciones no para tener la ayuda apropiada cuando uno la necesite… no todos prestan plata, ni amigos cuando se viene el inconveniente, pero tu otra mitad debería de estar ahí en las buenas y en las malas.

Cuenta bancaria conjunta con ella.
Les sugiero que nunca lo hagan… es como tatuarse el nombre de tu cierto amado en el momento y no dura, pero lo vas a tener ahí de por vida. Una cuenta junta es lo mismo… te pueden dejar en cero y un mal crédito de por vida.

Resulta que ahora ella gana más que yo.
El amor no tiene precio. Si se aman y saben quiénes son, qué quieren y para dónde van, no importa quién gana más… pero al saber eso, el que gana más debería aportar un poco más. Si es una persona consciente y al igual no ser agalludo y ser aprovechado solo porque lo sabe.

A la dichosa le gusta gastar pero no trabajar.
El ejemplo de mi primera respuesta puede ser compartido aquí. Alguien teniendo ingresos sin trabajar… bueno, uno puede aprovecharse, pero en mi caso no, todo fue prestado, fue muy útil tener alguien así, porque podía contar con ella para lo que fuera. Era dichosa pero peresoza, pero aun tenía para pagar sus cuentas a tiempo. Entonces no le reprochaba nada. Al fin y al cabo, la plata que ella se gastaba en cosas para ella no era mía.

Carlos

Que se quede en la casa y cocine, para eso trabajo yo.
No soportaría un día con una pareja bajo ese estilo de vida. La consideraría sin ambiciones, sin sueños y no le aportaría absolutamente nada a mi vida. Preferiría verla un día al mes y saber que está luchando por alcanzar sus sueños. Me aporta más una mujer con grandes planes en su vida.

Estoy corto de dinero, le voy a pedir prestado a ella que para eso es mi pareja.
Estoy en contra de cualquier tipo de deudas. Una persona debe ser independiente, pedir prestado por necesidad, a quien quiera que sea, es renunciar a esa libertad y es sinónimo de problemas. Se debe invertir, no endeudarse. El dinero lo corrompe todo y si se quiere mantener la tranquilidad, es mejor mantener los aspectos económicos separados de los emocionales.

Cuenta bancaria conjunta con ella.
Los aspectos económicos deben estar desligados de los emocionales. Si se quiere emprender un proyecto con la pareja, se debe aclarar toda la situación y llegar a un acuerdo mutuo donde ambos salgan ganando. Y esa relación separarla en su totalidad de la relación sentimental que se tenga.

Resulta que ahora ella gana más que yo.
Si lo económico no está ligado a lo emocional, el hecho de que alguno gane más que el otro es simplemente un detalle insignificante. Si es más que eso, también evidencia un problema de envidia que ya radica en la personalidad de cada uno.

A la dichosa le gusta gastar pero no trabajar.
Precisamente esta sería una razón por la cual lo económico debe estar totalmente desligado de lo emocional. El que quiera gastar que gaste, pero de su bolsillo.

¿Quieres saber más detalles sobre estos hombres? Haz clic aquí para conocerlos más a fondo.

¿Te interesa saber cuáles fueron sus opiniones en el tema de sexo? Haz clic aquí para leer sus respuestas.

Foto: Fuse

 
 
370
0

Dinero y carrera: “Qué dicen los hombres” Jean PaulQue se quede en la casa y cocine, para eso trabajo yo.Desde mi punto de vista esto ya no existe, hoy en día la mujer es muy independiente y en bastantes casos ¡muchísimo más exitosa que logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios