image for Enseñemos a nuestros niños a divertirse al natural

Enseñemos a nuestros niños a divertirse al natural

¿Estás cansada de ver a tus hijos aferrados a sus aparatos electrónicos, embobados y sin tener ningún tipo de interacción personal contigo o con el resto de la familia? Todos sabemos que sacar a nuestros niños de sus entretenidos juegos tecnológicos puede ser extremadamente difícil, sobre todo cuando no hay opciones más divertidas que ofrecerles. Para aquellas familias que viven en ciudades frías durante el invierno este podría representar un reto aún mayor. Sin embargo, existen varias posibilidades interesantes y divertidas para los niños que pueden llevar a cabo en familia mientras se ejercitan.

La página letsmove.gov ofrece ayuda a familias para tener una vida más activa. Estás son algunas de sus sugerencias:

  • Ofrécele a los niños juguetes que los incentiven a salir afuera a jugar, tales como pelotas, cometas o una cuerda para saltar.
  • Motiva a tus hijos a que se inscriban en actividades deportivas en la escuela o introdúcelos a una actividad física nueva que puedan explorar.
  • Limita el tiempo que ven televisión o usan otro aparato electrónico que no requiere que se muevan.
  • Busca opciones dentro de tu comunidad: prueba nadar en la piscina del club de tu barrio, muchos de los cuales cuentan con facilidades bajo techo, o localiza un parque cerca de tu casa para montar bicicleta, correr o caminar.
  • Realicen en familia cambios pequeños como, por ejemplo, usar las escaleras en vez del ascensor o caminar a la escuela.
  • Celebra las ocasiones especiales como cumpleaños o aniversarios, con alguna actividad física, como jugar al fútbol, voleibol o baloncesto.
  • Haz que toda la familia participe en los quehaceres domésticos como, limpiar la casa, pasar la aspiradora o cortar el pasto.

El hacer ejercicios y mantenerse activos es esencial para que tu familia mantenga un estilo de vida saludable. La actividad física no solo ayuda a combatir la obesidad sino que también aporta a conservar un cuerpo sano libre de enfermedades. Una vida balanceada equivale a una familia sana.

 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios