image for Español de segunda generación

Español de segunda generación

Uno de los mayores desafíos de las madres hispanas en Estados Unidos es que sus hijos, nacidos o criados en Estados Unidos, conserven el idioma de sus raíces. ¿Pero qué español y cómo lograrlo? Aquí encontrarás las respuestas a estas y otras interrogantes sobre el tema.

“Mis nietas hablan español como si no hubieran nacido aquí”, me dijo, hace poco, una orgullosa abuelita hispana. Era lógico: las niñas habían nacido y se estaban criando en Miami, una ciudad con una población hispana muy significativa y donde el español sobrepasa en muchos aspectos al inglés. Es más: con una población de origen latino que crece constantemente, es muy normal escuchar el idioma español en las calles, restaurantes, supermercados o parques de ciudades con alta incidencia de residentes hispanos, como Nueva York, San Antonio, Los Ángeles o Jersey City, así como en otras más inesperadas como Chicago o Boston.

Regreso a clase sin traumas

Es claro que el español está ganando terreno como el segundo idioma del país. Según datos de la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense, que realiza anualmente la Oficina del Censo, la hispana es la segunda población más grande del mundo, sólo precedida por México, pero por encima de España, Colombia y Argentina. “Los hispanos constituyen ya un país dentro de otro”, concluye un reciente estudio del Pew Hispanic Center. Un país en el que los chicos están creciendo con un pie en cada cultura, una la anglo y la otra la hispana.

Pero cantidad e influencia no significan lo mismo que calidad. Y es que el nivel del español que se escribe y habla hoy en Estados Unidos deja mucho que desear. Sea en conversaciones cotidianas o en carteles callejeros, así como en los medios de comunicación, abundan los errores ortográficos y gramaticales. Para colmo, la ensalada del spanglish empobrece el lenguaje y hace que las personas terminen siendo incapaces de expresarse con coherencia y claridad en ambos idiomas.

En Estados Unidos no existe idioma oficial, pero el inglés es la lengua dominante y el español se encuentra en posición de desventaja, entre otras cosas, debido a que muchos de los inmigrantes hispanos se ven obligados a trabajar largas horas y cuentan con poco tiempo para estudiar o leer, mientras sus hijos van a la escuela y se educan en inglés. Tampoco hay todavía una oferta cultural amplia y variada en la televisión o el cine, salvo quizás la de Vme, la única cadena de televisión pública en español del país.

 
Foto: Pixland
Páginas:  [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios