image for ¿Estoy lista para ser mamá?

¿Estoy lista para ser mamá?

Tic-tac, tic-tac, el reloj biológico presiona con su incesante caminar y de pronto surge la pregunta: ¿Estoy lista para ser mamá? Aunque el hecho de ser una mujer adulta pareciera suficiente motivo para optar por la vía natural de la maternidad, hay una variedad de factores que debes considerar antes de responderte francamente esta pregunta. Aunque la sensación de ternura y bienestar que pueda causarte la idea de arrullar a un pequeño en tus brazos sea profunda, recuerda que estamos hablando de una nueva vida humana y del impacto que esta tendrá en la tuya.

Estabilidad económica-  El viejo dicho de que los niños vienen con un pan debajo del brazo no podría estar más lejos de la realidad. Desde el momento de su concepción, sino antes, un bebé implica un gasto constante de dinero, entre vitaminas, pañales, comida, ropa, juguetes y visitas médicas entre otras, el gobierno de Estados Unidos calcula que un niño consume un promedio de $8.896 dólares anuales. Este es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta cuando aparezca el deseo de ser mamá.

Decisión común- Así tú seas quien vaya a conllevar el embarazo, la decisión de tener un hijo debe ser tomada en común. Discute con tu pareja sobre los sentimientos de ambos, el deseo de tener un hijo, analicen cómo lo criarían, dónde piensan vivir y todo lo concerniente a sus posiciones al respecto de ser padres antes de convertirte en mamá.

Escoge un buen papá- Aunque tengas intensas ganas de quedar embarazada, eso no justifica que vayas a tener un hijo con cualquiera. Considera si el hombre con quien estás, además de ser una buena pareja, podría ser un buen padre. Recuerda que la relación de pareja puede acabar, pero el lazo con un hijo es para toda la vida.

No te aceleres- El momento de ser mamá llegará y podrás disfrutarlo a plenitud si es el resultado de un deseo bien planificado. El ser más madura te permitirá enfrentar la situación con mayor entereza y sabiduría. Finalmente, recuerda, no es una obligación ser mamá sólo por el hecho de ser mujer.

 

 
Wavebreak Media
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios