image for Sin clases y con mucha nieve

Sin clases y con mucha nieve

Durante la temporada de invierno, es común que las inclemencias del tiempo obliguen a cerrar las escuelas. Hoy es uno de esos días en que mi hija no tuvo clases y se ha quedado en casa. Para los chicos esas ocasiones son como una fiesta, una celebración de vacaciones no programadas, ¡aunque en el fondo no tengan idea de lo que harán con el tiempo libre!

Sin embargo, para los papás significa un cambio de la rutina y la obligación de buscar quién cuidará a los niños más pequeños y qué hacer con los más grandes para no perder un día de trabajo. Pero si tienes la ventaja de quedarte con ellos, ya sea porque trabajas en la casa o porque tampoco puedes ir a trabajar, tendrás que encontrar cómo entretenerlos (después que pase la euforia de lanzar bolas de nieve).

Pero el hecho de que no vayan a la escuela no significa que no tengan que aprender, por eso es siempre buena idea tener a mano libros de actividades apropiadas para su grado. Pero no los debes agobiar con tareas, alterna con juegos y entretenimiento. Por ejemplo, esos días son excelentes para experimentar juntos con alguna receta, algo en lo que incluso los más pequeños pueden ayudar.

Otra opción son los juegos de mesa. No por gusto han sobrevivido el embate de los videojuegos: desde los clásicos hasta las variaciones e innovaciones, hay una amplia gama para escoger. Por último, no dejes de aprovechar esa oportunidad para disfrutar de este placer pecaminoso: siéntense todos juntos a ver una buena película con una taza enorme de chocolate caliente.

 

(foto vía)

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios