imagen anuncio
 
 
image for ¡Guarda los cupones!

¡Guarda los cupones!

Cupones, cupones y más cupones. Para quienes venimos de una cultura latina un tanto tradicionalista, los cupones no han sido parte de nuestras consideraciones a la hora de ahorrar. En Estados Unidos, país de las eternas promociones y descuentos, los cupones logran ser una parte fundamental cuando se trata de salvar nuestro bolsillo.

Según las estadísticas, el americano promedio gasta alrededor de 100 dólares semanales en comida; es decir, $5,200 por persona cada año. Estos gastos pueden aumentar dependiendo del número de miembros de una familia, la compra de productos orgánicos, la adquisición de productos para bebés y las comidas en restaurantes.

Por lo tanto, no es de sorprender la cantidad de cupones que recibimos con nuestras publicaciones favoritas, al visitar sitios de internet, en nuestro correo electrónico, en la calle y en los mismos productos que compramos.

Hasta cierto punto tenemos la razón al pensar que los cupones no son más que una estrategia de consumo disfrazada de regalo que nos lleva a consumir productos innecesarios.  Sin embargo, si sabemos utilizarlos inteligentemente los cupones pueden ayudarnos a ahorrar

Una persona puede reducir en un 30% sus gastos anuales no sólo en alimentos, sino en compras de todo tipo haciendo uso de los cupones.  ¡Eso es una cantidad considerable! Lo más importante aquí es la organización:

  • La próxima vez que recibas cupones con tu periódico o revistas favoritas no los botes.
  • Haz una lista concienzuda de las cosas que sí necesitas (comida, ropa, tecnología, etc). ¡Ojo!, no dejes volar la imaginación y comiences a comprar cosas que no requieres.
  • Saca un espacio durante tu fin de semana para mirar los cupones que has recolectado. Compáralos con la lista que tienes y encuentra los que te sirven para comprar aquellas cosas que en verdad te hacen falta.
  • Revisa la fecha de caducidad, el almacén donde el cupón es válido y siempre revisa la letra pequeña.
  • Si, por ejemplo, el almacén queda a una distancia considerable de tu casa, siempre es mejor llamar y cerciorarte de que tendrán el producto que intentas comprar.

¡Listo! Ahora puedes incluir a los cupones dentro de tus estrategias de ahorro.

Foto: iStockPhoto

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios